Nueva partida de 50.000 euros para los ciudadanos que viven cercados en la ciudad de HomsAyuda a la Iglesia Necesitada ha aumentado la partida de ayuda de emergencia destinada a Siria en 50.000 euros, que sumados a los 80.000 iniciales, harán un total de 130.000 euros.

La nueva cantidad de ayuda de emergencia irá destinada a la población sitiada en la ciudad de Homs, personas y familias enteras que llevan ya semanas incomunicadas con el exterior de la ciudad, habiendo sido cortados los suministros de alimentos y  medicinas que debieran llegar desde el exterior de la ciudad.

Hace tres semanas, Ayuda a la Iglesia Necesitada, respondiendo al llamamiento urgente de la Iglesia en Siria, puso en marcha una campaña de emergencia para ayudar a cristianos refugiados de este país. En concreto, el objetivo inicial era conseguir 80.000 € de ayuda para ayudar al sostenimiento (alimento, alojamiento y atención médica) de 500 familias, durante un mes. Como ha quedado reflejado en el párrafo anterior, la suma de dinero comprometida por AIN se ha incrementado en 50.000 euros, hasta los 130.000.

Mientras, continúan los enfrentamientos en Siria. Este lunes, los rebeldes y los militares del Gobierno se han enfrentado en la capital, Damasco, en el segundo día de duros combates que han obligado a cuentos de personas a huir de la zona. Según informa AIN, la Guerra ha provocado la huida del territorio sirio de más de 25.000 refugiados que han huido a países limítrofes y zonas fronterizas; a la vez que numerosas ciudades sirias han sido objeto de asedios y bombardeos, tales como Homs, Hama, Daraa, Talkalakh, Latakia, Al Midan o Duma.

En ese contexto, la ayuda a los cristianos sirios es prioritaria.

Y mientras, los rusos no mueven ficha. El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha dicho este lunes: "Para nosotros es evidente que para cesar la violencia hay que obligar a todas las partes beligerantes a cesar de manera simultánea las acciones militares y a retirar de las ciudades el armamento pesado y a todos los efectivos armados". Y ha añadido: "No respaldamos a Bachar al Asad. Nosotros apoyamos lo que hemos acordado todos: el plan de Kofi Annan, la resolución del Consejo de Seguridad y el comunicado de Ginebra". Aunque consideró que es "irreal" intentar persuadir a Asad de que dimita: "Es simplemente irreal. Ya lo he dicho. Y no es un asunto que tenga que ver con nuestras simpatías o antipatías. (Asad) No se irá, no porque lo defendamos, sino simplemente porque una parte muy, pero muy importante de la población siria le respalda".

El contexto de la situación en Siria es que, como consecuencia de las revueltas surgidas en Oriente Próximo, Oriente Medio y algunos países de África en el fenómeno conocido como Primavera Árabe, el 26 de enero de 2011 se inició una revuelta popular en Siria que con el paso del tiempo ha derivado en un conflicto armado entre los fieles al presidente Bassar Al-Ashad, y las fuerzas rebeldes partidarias de su derrocamiento. Una vez llegado el verano de 2012, la ONU ya ha declarado la situación de Siria como de Guerra Civil, y algunos de los observadores de la organización internacional enviados al lugar, la han comparado con la Guerra de los Balcanes.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]