• El actual no ha servido para "integrar" a los nacionalistas vascos y catalanes "sino todo lo contrario" y nos ha salido carísimo.
  • Tras entrevistarse con Rajoy, propone que la Educación y la Sanidad vuelvan al Estado central y el transporte público a los ayuntamientos.
  • Cifra el ahorro en 48.000 millones de euros.
  • Además, exige terminar con las subvenciones a partidos políticos, patronales y sindicatos.

Como un ciclón, en el mejor estilo de la casa. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre (en la imagen) ha visitado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en Moncloa. A la salida, en la sala de prensa del Palacio presidencial, Aguirre se ha desmelenado: en primer lugar ha pedido dar marcha atrás en el Estado autonómico: "Se hizo durante la Transición pensando en integrar a los partidos nacionalistas vascos y catalanes. Luego vino el café para todos, y resulta que conseguimos lo contrario a la integración y encima se encareció el sistema".

Pues bien, Aguirre pide ahora que la Educación y la Sanidad reviertan al Estado y que el transporte público se vaya a los ayuntamientos. Conclusión: un ahorro, según ella, de 48.000 millones de euros y sólo se perderían "puestos de trabajo de políticos. Ya nos recolocaremos".

No sólo eso, Aguirre explicó que el Estado no debe sostener a quien puede sostenerse por sí sólo. En concreto, pidió la supresión de toda subvención a partidos políticos, patronales y sindicatos. Recordemos que el Gobierno actual ha reducido a esos tres organismos sus subvenciones públicas en un 20%.

Eulogio López

[email protected]