• Y a todos por el mismo concepto: abuso de posición dominante en el mercado de las telecomunicaciones.
  • Tiene 'guasa': la denuncia la interpuso en 2007 France Telecom, empresa semipública con posición dominante en su país.
  • La clave: la CE confirma que el fallo reconoce su poder sancionador en mercados regulados.

Aunque las comparaciones son odiosas, en algunos casos -como éste- son muy llamativas. El asunto es que el Tribunal General de la Unión Europea (TUE), ha confirmado la multa de 151 millones de euros que la Comisión impuso en 2007 a la compañía presidida por César Alierta (en la imagen) por abuso muy grave de posición dominante en el mercado español de banda ancha, entre 2001 y 2006. La cantidad supone un récord en cuanto a sanciones de la CE se refiere por este tipo de concepto.

Lo sorprendente es que el mismo organismo europeo sancionó a otras compañías francesas y alemanas, y por el mismo concepto, con sólo 12 millones de euros.

Por cierto, que la denuncia a Telefónica la realizó France Telecom, empresa francesa que tuvo que ser rescatada -si no, quebraba- por el Gobierno de ese país con 9.000 millones de euros, y que abusó de su posición dominante en el mercado de banda ancha en el país galo.

La clave de la decisión del TUE nos la ha proporcionado la propia CE en boca del portavoz de Competencia, Antoine Colombani, que ha explicado que la sentencia confirma "los poderes de la Comisión para intervenir 'ex post' contra abusos cometidos en mercados regulados". Vamos, que esta decisión del TUE confirma su poder de sancionar al margen -o por encima- de los reguladores nacionales de cada país.

Pablo Ferrer

[email protected]