Los tres están imputados por delito fiscal y desvío de fondos públicos

 

El caso Aerolíneas Argentinas (ARSA) se hincha y se complica. La Fiscalía de Delitos Económicos tiene imputados a Antonio Mata, Gerardo Díaz Ferrán y a Gonzalo Pascual (los hombres G) por tres presuntos delitos en la privatización de Aerolíneas Argentinas, que el Gobierno español entregó a Marsans por un euro, además de regalarle 758 millones de dólares para su reflotamiento.

Se les acusa de desvío de fondos públicos, delito fiscal y estafa procesal y recientemente la Fiscalía elevó hasta los 515 millones de dólares, la cantidad presuntamente retraída. El letrado de la acusación particular, Rafael Caro, que iniciara el caso, ha conseguido ahora que sea la Audiencia provincial quien retome la vista.

Pues bien, si faltaba poco para enredar aún más el asunto, ahora resulta que uno de los tres imputados demanda a los otros dos. Antonio Mata, que fuera presidente y accionista de Aerolíneas Argentinas, nombrado por los hombres G, demanda a los antiguos dueños de Marsans por impago del coste de las acciones, por un monto total de más de 120 millones de euros.

Miriam Prat

[email protected]