• Francisco Reynés pide 400 millones de euros por la joya de la corona de la División aeroportuaria.
  • Pero no olvidemos que ambas empresas, la pública y la privada, son socios en Luton vía TBI (10%-90%).
  • Mejor no ligar esta operación a la privatización de AENA: Abertis no está interesado.
  • Otra cosa es que Ana Pastor cambie de opinión y convierta el proyecto privatizador en concesional.

Ha sido su propio socio, Aeropuertos Españoles (AENA), quien le ha hecho una oferta -algo menos de 400 millones de euros- por el aeropuerto británico de Luton, la joya de la corona de la División aeroportuaria de Abertis.

Ojo, para hacer bien las cuentas, recordemos que Luton es propiedad de TBI, participada en un 90% por Abertis y en un 10% por AENA. Y lo más probable es que la operación se lleve a efecto.

Ahora bien, José Manuel Vargas, primer ejecutivo de AENA, podría sentír la natural inclinación a ligar esta operación a la participación de Abertis en la privatización de AENA. Eso está más complicado. El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, se sigue oponiendo a participar en la privatización de AENA según el actual diseño: vender una participación minoritaria del conjunto de AENA. Y a no ser que a la ministra Pastor cambie el modelo privatizador por el de concesión no parece que sea posible.

Pero, por el momento, la venta de Luton es un primer paso.

Eulogio López

[email protected]