• Los inversores interesados en el 21% del gestor aeroportuario deberán mantener su participación "al menos durante un año" (no es mucho). 
  • Los candidatos podrán presentar sus ofertas hasta el próximo 23 de septiembre.
  • Se esperan entre dos y cuatro inversores de referencia. Cada uno podrá comprar entre el 5% y el 11%.
  • Recuerden que el otro 28% del agente privatizado saldrá a bolsa el próximo mes de noviembre, mientras que el 51% (ENAIRE) seguirá en manos del Estado.

Si el pasado miércoles les contábamos que el Gobierno malvende AENA, este jueves damos más detalles del proceso. Recuerden que el gestor aeroportuario está en pleno proceso de privatización, por el que se da entrada al capital privado en el 49%, que sigue llamándose AENA, presidida por José Manuel Vargas (en la imagen). Mientras que el 51% restante, seguirá en manos del Estado y se llama ENAIRE, bajo la dirección del secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, aunque el poder lo tiene el director de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal.

Pues bien, a su vez, AENA se divide en dos. El 28% saldrá a bolsa en noviembre, mientras que el 21% restante estará en manos de un 'núcleo estable' de accionistas. Una vez echa la introducción, vamos con la actualidad. Ayer, ENAIRE abrió el concurso para que los inversores presenten sus ofertas y hoy, Europa Press se hace eco de los pliegos del concurso. 

Según estos, los inversores interesados en el 21% del gestor aeroportuario deberán mantener su participación "al menos durante un año" (no es mucho tiempo). El plazo para que los candidatos puedan presentar sus ofertas acaba el próximo 23 de septiembre, con lo que disponen de bastante tiempo para valorar si pueden cumplir dicha condición y poder ser parte del 'núcleo estable' de accionistas.

Antes del 29 de septiembre, ENAIRE habrá notificado a cada interesado si ha sido o no seleccionado. En cuanto a las expectativas, se espera que al final el asunto quede entre dos y cuatro inversores de referencia, cada uno podrá comprar entre el 5% y el 11% de ese 21% de AENA. Es decir, que no esperan tampoco que esa participación sea una tarta para muchos comensales, sino más bien para unos pocos y bien avenidos.

En cuanto a las condiciones económicas, los candidatos deberán disponer de unos fondos mínimos de 250 millones de euros o con el compromiso de financiación de una o dos entidades, además de acreditar unos activos valorados en 1.000 millones. Este último requisito es algo más flexible para las sociedades gestoras que se presenten, pues se las exige unos activos iguales o superiores a 500 millones.

Cristina Martín

[email protected]