• La constructora se alía con el fondo CVC -cómo no- para adquirir la antigua Viesgo.
  • Está dispuesto a comprar todos los activos siempre que haya una rebaja en el precio.
  • Los alemanes siguen pidiendo 3.000 millones de euros, que nadie está dispuesto pagar.
  • El problema es el endeudamiento creciente de OHL, que ya ha recibido el primer aviso de la banca acreedora.
  • OHL ha pasado de ser el grupo constructor con mayor apalancamiento, cuando años atrás era el menor.
  • Eso sí, cuenta con el apoyo del Gobierno, a quien no agrada que Endesa, tras el vaciamiento de la compañía por Enel, se queda con E.ON España.

Con una deuda (a 30 de junio) de 6.287 millones de euros, un incremento del 13,5%, el grupo OHL, de Villar Mir (en la imagen), pretende adquirir E.ON España, que los alemanes insisten en vender en bloque y por 3.000 millones de euros.

Eso es, mientras todas las compañías se desapalancan, Villar Mir se endeuda más y más, en una política de crecimiento que a mucho parece suicida... y que nada tiene que ver con la historia de OHL.

Por de pronto, ya ha recibido el primer aviso de la banca acreedora que no entiende por qué Villar Mir, en el ocaso de su carrera profesional, se empeña en diversificar a tanta velocidad. Para ser exactos, ¿qué pinta OHL en el sector eléctrico español, ahora en caída libre  

Para entendernos, la gracia de E.ON España no es otra cosa que su cuota de mercado, sus clientes. La generación es pobre y no le interesa a nadie. Por eso, los distintos postores, como Endesa o Gas Natural Fenosa, han pedido el troceamiento de la compañía, cosa que los alemanes no aceptan.

Ahí es donde entra en acción el ciclón Villar Mir. Está dispuesto a comprar el paquete completo si le reducen el precio solicitado, 3.000 millones de euros, que para todos los postores es un precio inasumible. Pero, eso sí, Juan Miguel no cede y ha establecido puentes con el ministro José Manuel Soria... y con el fondo de capital-riesgo CVC como aliado.

Recuerden que Endesa parecía el aspirante más preciado, pero en el Ministerio de Industria -ya bastante cabreado por vaciamiento de la compañía por la italiana Enel-, aseguran que tendría problemas de competencia.

Pues bien Villar Mir busca la alianza del fondo CVC -cómo no- del que ya es socio en Abertis. El problema es cómo financiar la operación, que incrementará la deuda.
¿Adónde vas Villar Mir

Eulogio López

[email protected]