• Eso sí, exigen que Belén Romana cuente con un Ceo nombrado por la banca.
  • Entran en el accionariado: Santander, BBVA, Caixa, Sabadell, Kutxa y, probablemente, Banco Popular.
  • Tal y como estaba previsto: el SAREB 4.000 millones de euros. En metálico, la banca sólo pondrá 500.
  • ¿Retrasarán los bancos las ventas de los inmuebles del SAREB para que no les haga la competencia? Interesante pregunta.

Por fin hay acuerdo entre banco y Gobierno para crear el SAREB. Es decir, que el  Ejecutivo le ha doblado el pulso a los bancos y éstos entrarán en la capital del banco malo.

Las cifras: 4.000 millones de euros de capital social. El sector pondrá el 51% porque el Estado -veremos si le deja Europa- está empeñado en que no figure como déficit fiscal. 1.000 millones en metálico y 3.000 en subordinadas, que pueden descontarse. En definitiva, que en 'cash' la banca sólo pondrá 500 millones de euros.

A repartir entre Santander, BBVA, Caixa, Sabadell, Kutxa y, probablemente, Popular.

La presidenta, sí, será Belén Romana (en la imagen) pero la banca ha exigido colocar al consejero delegado.

La verdad es que a los grandes bancos les ha hecho poca gracia el asunto, entre otras cosas porque eso significa que el banco malo comenzará a vender inmuebles de los cuatro bancos nacionalizados y les hará la competencia a ellos, que también están vendiendo sus locales embargados.

Y también significa otra cosa: que el famoso acuerdo entre PP y PSOE sobre desahucios puede ser menos prometedor de lo esperado. Sólo faltaba que el banco de inmuebles para vender se viera notablemente aumentado durante los próximos tiempos.

En definitiva, el banco malo se creó para reducir el precio de la vivienda. Al menos, ese era el objetivo oficial. ¿Nos lo creemos?

Eulogio López

[email protected]