• La deuda castiga a las principales compañías del sector.
  • Y no valen las 'trampas' de ACS.
  • Las tres anteriores, más OHL y Acciona, deben unos 36.400 millones de euros en total.
  • Y el sector en España continúa en horas bajas.

Vayamos del todo a las partes. La deuda neta total de las cinco grandes constructoras españolas asciende a unos 36.400 millones de euros. La cifra es altísima y preocupante, pero sobre todo porque el sector -al menos en nuestro país- está en caída libre y las perspectivas para los próximos años tampoco son demasiado optimistas.

Ahora, por partes. La deuda neta de Sacyr llega a los 8.643 millones de euros, esto es, 17 veces su EBITDA, que en 2012 fue de 506 millones de euros. La compañía que preside Manuel Manrique considera, no obstante, que los vencimientos que debe afrontar a corto plazo son fáciles de atender: este año son 985 millones de euros, casi todos ligados a Testa, la compañía patrimonialista de Sacyr y, a la sazón, la joya de la corona.

El caso de ACS es especial. Oficialmente, su deuda neta a 31 de diciembre asciende a 4.952 millones de euros. Sin embargo, en septiembre de 2012, tres meses antes, esa deuda era de 9.214 millones. ¿Cómo es posible que en sólo un trimestre, Florentino Pérez se haya quitado de encima 4.262 millones de euros de deuda

Pues muy sencillo. Porque realmente no se los ha quitado de encima, sino que los ha apartado de la contabilidad. Cosa que, por cierto, es legal y está contemplada en las nuevas normas de contabilidad financiera de las empresas. Estamos hablando de no contabilizar la deuda asociada a activos que estén en venta, aunque no se hayan vendido todavía.

Por ejemplo, Florentino lleva tres años vendiendo sus activos en energías renovables y sólo ha conseguido colocar un 10% -y tirando lo precios, por cierto-, pero la deuda asociada a todos ellos ya no computa como tal. Lo mismo con la deuda asociada a su participación en Iberdrola, que se ha reducido a cero. En cualquier caso, contabilizada o no, la deuda sigue siendo deuda y hay que pagarla.

Así lo entienden los March que presionan a Florentino para que no pague dividendo y así reducir el apalancamiento. El presidente de ACS, sin embargo, necesita ese dividendo para hacer frente a su deuda personal. En esas estamos. En cualquier caso, no es serio presentar las cuentas anuales y no aclarar si vas a repartir dividendo. En principio, saldremos de dudas a finales de este mes de marzo.

Vamos con el resto. FCC tiene una deuda neta de 7.087,7 millones de euros, esto es, 9,4 veces su EBITDA de 2012. Sin duda, reducir el apalancamiento es el reto fundamental que tendrá que afrontar el nuevo consejero delegado y vicepresidente ejecutivo del grupo, Juan Béjar.

Por su parte, la deuda neta de OHL asciende a 4.197,8 millones de euros, cuatro veces su EBITDA, lo que supone una posición bastante cómoda para la constructora de Juan Miguel Villar Mir, según afirmó en la presentación de resultados de 2012.

Para finalizar, Acciona, que en 2012 aumentó su deuda un 7% hasta los 7.482 millones de euros, es decir, 5,2 veces su EBITDA. Los expertos consideran que no es aconsejable un nivel de deuda que supere en tres o cuatro veces el EBITDA. Sin duda, las constructoras lo tienen difícil.

Pablo Ferrer

[email protected]