Le vencen 7.088 millones de euros en 2012. El total de su deuda roza los 14.000 millones de euros

El programa de desinversiones para pagar deuda no se cumple. Florentino en sus trece: desbancar a Galán en Iberdrola y aumentar el apalancamiento.

Florentino Pérez necesita seguir pedaleando para no caerse de la bicicleta. Por un lado, continúa con su obsesión por hacerse con Iberdrola, mientras por otro necesita pagar una deuda en parte generada por el intento de asalto a la eléctrica. El equity swap de Iberdrola, que permite a ACS sumar derechos políticos, le supondrá en 2012 liquidar una deuda de 2.430,6 millones de euros.

Pero eso es solo una parte. El 51% de la deuda neta de ACS (sin contar Hochtief) vencerá en 2012. Se trata, según la propia compañía, de 7.088 millones de euros. En su presentación de resultados de este miércoles, los responsables de la constructora se mostraron tranquilos… con respecto a la posibilidad de refinanciarla. No obstante, la empresa generó en 2010 un EBITDA de 1.505 millones de euros, frente a los 14.000 de la citada deuda.

ACS seguirá vendiendo activos para hacer frente a la deuda y seguirá endeudándose para pagar la deuda anterior. La cuestión es que la venta de activos en estos tiempos no es una tarea fácil. Hay que tirar los precios, como ha ocurrido en el caso de las renovables, para que el mercado preste cierta atención. En definitiva, sin tanta deuda, ACS no tendría por qué vender a precio de ganga.

Mariano Tomás

[email protected]