"Desearía que los recortes (en sanidad) no afectasen a los pobres entre los pobres ni a las madres gestantes", explica José María Simón, su presidenteEn Hispanidad hemos preguntado a José María Simón, presidente de la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas, qué le parece la defensa de la vida llevada a cabo hasta el momento por el Gobierno Rajoy, que fue una de sus promesas electorales. Simón valora el cambio en el discurso, pero sólo la reducción de atentados contra la vida le resulta "aceptable": "En las palabras parece que las cosas van un poco mejor. Esto ya es algo y también es pedagógico. Sin embargo, la singularidad de los ataques contra la vida humana naciente es tal que solo los resultados -más vidas salvadas- son aceptables".

Igualmente, le hemos preguntado qué le parecen las medidas adoptadas por el Gobierno del PP para rebajar los gastos en sanidad y ésta es su opinión: "Parece que en muchos países estamos en un cambio epocal en cuanto a atención sanitaria se refiere. La gratuidad ya no será una de las premisas. Si bien es cierto que las personas deben responsabilizarse un poco de su salud, con hábitos sanos y quizá con algún seguro que complete las prestaciones en salud, desearía que los recortes no afectasen a los pobres entre los pobres ni a las madres gestantes".

Recordemos que también hoy, el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, se ha referido en TVE a los recortes en gasto sanitario del Ejecutivo de Rajoy: "Hay tres niveles de consecuencias. Uno, desde la pura ética de la hospitalidad. No podemos perderlo de vista: las personas tienen dignidad y no precio. Y para nosotros, como cristianos, especialmente las personas más débiles son las que manifiestan la especial dignidad como hijos e hijas de Dios". "El segundo nivel es el de la incidencia en la exclusión: está claro que un indicador claro de caída en la exclusión es el indicador de salud y va a significar que personas con una gran exclusión ya aumenten una exclusión que va a ser mucho más severa. Y en tercer lugar, tiene que ver con la eficacia o la eficiencia de esas medidas. Si lo que se quiere abordar es un abuso del turismo sanitario, abórdese el abuso, pero no se aborde desde un derecho sanitario que es mínimo con retóricas que creemos que tampoco son verdad. Los inmigrantes no utilizan más que los españoles los recursos sanitarios, utilizan menos la atención primaria, los inmigrantes es una población en España joven, con lo cual está menos enferma que la española. Hay que pone el punto donde está, sabiendo que estamos en un momento delicado y siempre hemos dicho que tenemos que hacer sacrificios y austeridad, pero desde dónde, para qué y con quién".

¿Tomará nota el Gobierno del PP de las opiniones de Simón y de Mora?  

José Ángel Gutiérrez

[email protected]