• El negocio ya no está en España: el 65% de los ingresos y el 60% del Ebitda se generan fuera.
  • Las autopistas de Brasil y Chile compensan la mala situación de las españolas.
  • El resto de negocios: en telecomunicaciones se ha mantenido plano y en aeropuertos los ingresos han caído un 2,7%.
  • La deuda neta es de 13.753 millones de euros, un 2,7% inferior a la registrada al cierre de 2012.

Los resultados de Abertis del primer trimestre del año son buenos. Sobre todo el resultado de explotación, que crece un 18% respecto al primer trimestre de 2012, y alcanza los 368 millones de euros. Sin embargo, el resultado neto ha caído un 73%, hasta los 141 millones de euros, porque en el mismo periodo de 2012 la compañía vendió su participación en Eutelsat, de la que todavía mantiene un 5,01%.

Sin tener en cuenta este extraordinario -este año ha obtenido 20 millones de plusvalías por la venta del 3,15%-, el resultado neto recurrente es de 125 millones de euros hasta marzo, esto es, un 12% más.

En cualquier caso, el negocio de Abertis está lejos de nuestro país. El 65% de los ingresos y el 60% del Ebitda se generan fuera de nuestras fronteras. Concretamente, las autopistas de Brasil y Chile que compraron a OHL en 2012 han facturado 244 millones de euros y han compensado la mala situación de las españolas y francesas.

Los datos hablan por sí mismos: el tráfico en las autopistas de Abertis en nuestro país ha bajado un 8,4% -no sólo por la situación económica, el mal clima también tiene culpa- y en Francia un 2,1%. Sin embargo, en Brasil ha crecido un 4,4% y en Chile un 8,2%. En total, el tráfico de las autopistas de la concesionaria ha mejorado un 0,8%. En resumen: las autopistas ingresaron en total 954 millones de euros, esto es, el 83% del total y el 89% del Ebitda.

Vamos con el resto de negocios: el de telecomunicaciones ingresó 125 millones de euros y su peso en el Ebitda es del 9%. Por su parte, el de aeropuertos (2% del Ebitda) ha registrado una caída de los ingresos del 2,7% (65 millones de euros) debido, sobre todo, al descenso de los ingresos asociados a Bolivia.

En cuanto a la deuda de la compañía, en el primer trimestre del año ha descendido un 2,7% respecto a la registrada al final de 2012 gracias, en parte, a la venta parcial de Eutelsat (182 millones de euros) y a la venta del aeropuerto de Cardiff, que supuso la entrada en caja de 61 millones.

Actualmente, la deuda neta de la compañía que preside Salvador Alemany (en la imagen) alcanza los 13.753 millones de euros. En los próximos doce meses la empresa debe afrontar vencimientos por valor de 1.182 millones de euros, el 8,5% del total de la deuda neta.

Pablo Ferrer

[email protected]