Las ventas de activos no convencen

 

Como les hemos contado en otras ocasiones, rentabilizadas las subvenciones para eólica y solar, la termosolar se ha convertido en el principal objetivo para las empresas de energías renovables. Entre ellas, Abengoa, que la semana pasada anunciaba una venta de activos con la que daba un paso más hacia la exclusividad en termosolar.

Aunque la compañía que preside Felipe Benjumea lograba reducir con ello su deuda neta en un 25%, lo cierto es que también se veía obligada a reducir su objetivo de EBITDA para 2015. La operación no ha variado el rating que Fitch concedía hasta el momento a Abengoa (BB con perspectiva estable), ya que entienden que la empresa andaluza tendrá que invertir en termosolar y que el coste de la financiación podría elevarse. Queda por ver, por tanto, si Abengoa logra compensar sus desinversiones en los futuros resultados.

Mariano Tomás

[email protected]