• Es A3 TV quien absorbe a La Sexta pero depende de los contenidos de la "comunista y anticlerical" Mediapro, para sus contenidos.
  • Gracias a Lara, Roures y Tacho Benet, los editores de Carme Chacón, han logrado levantar el concurso de acreedores y retrasar los pagos durante 35 meses.
  • Al final, los progres de La Sexta se salvan de la quiebra por la misma vía de los progres de PRISA: no pagan ni a la banca, ni a los proveedores, ni a sus socios -sobre todo Televisa-. Pasivo Total: 1.086 millones de euros.
  • No obstante, en Planeta venden que jugarán a dos bandas: tendrán un canal de derechas y otro de izquierdas 'civilizado', es decir, ultraprogre y comecuras.
  • Y nuevamente, el Gobierno Rajoy ha reducido el pluralismo informativo, al tiempo que ha hecho el canelo.

El mismo miércoles 26, en el que se hacía pública la fusión definitiva entre A3 TV y La Sexta, el Gran Wyoming, estrella de la absorbida, emitía en su programa, El Intermedio, el espacio más blasfemo de los muchos que atesora. Armado con una estola y sobre un atril, improvisó una homilía burlesca donde utilizó la figura de Cristo para soltar sus gracietas. La de Cristo, naturalmente: con Mahoma no se hubiera atrevido.

El espacio demuestra la obsesión anticristiana de la estrella televisiva del mandamás de La Sexta, Jaume Roures (en la imagen), quien se define a sí mismo, como "comunista y anticlerical", lo que no le impide utilizar, con notable eficacia, los mecanismos capitalistas al uso para no pagar lo que debe. En concreto, gracias a José Manuel Lara, y según los documentos del levantamiento del concurso de acreedores, Roures y su socio Tatxo Benet, evitan la quiebra y retrasan el pago de deudas por valor de 1.086 millones de euros durante 35 meses.

Para ser exactos, según los documentos a los que ha tenido acceso Hispanidad, Roures consigue levantar el concurso de acreedores a pesar de reconocer una deuda a sus propios socios -sobre todo a Televisa- de 591 millones de euros, 281 a los bancos acreedores, quien, naturalmente -como ocurrió en otra condonación vergonzante, la del grupo PRISA- no dicen esta boca es mía para que Roures no les crucifique en los medios.

¿Y cómo va a conseguir pagar en tres años lo que no puede pagar ahora? Pues gracias a la fusión con A3 TV. ¿Qué es Mediapro? Una productora. Pues bien, el concurso de acreedores se ha levantado gracias a que Planeta se ha comprometido a colocar en sus canales los derechos adquiridos con encomiable entusiasmo por el intermediario Roures, que maneja los derechos de retransmisión con la misma galanura que Morgan Stanley intermedia en productos financieros especulativos.

Ningún episodio más significativo que la de esta boda contra-natura entre Lara y Roures que la neutralísima acogida que el desafío independentista de Artur Mas ha tenido en los informativos de La Sexta. Es lógico. Roures y Benet no son independentistas sino ultraprogres, millonarios de extrema izquierda, pero también son los editores de Carme Chacón, como su adversario en la progresía, el grupo PRISA, editor del adversario de Chacón en el PSOE, Pérez Rubalcaba.

Mientras tanto, un Lara empeñado en retirarse como líder de la TV en España, controlará ocho canales nacionales. Ciertamente, pero será esclavo de los contenidos de Mediapro a quien ha salvado de la quiebra. Aseguran en Planeta que A3 TV seguirá como hasta ahora -es decir, de centro derecha- mientras La Sexta será una cadena de izquierda civilizada, es decir, ultraprogre y blasfema, pero guardando las formas políticas, naturalmente.

Y todo ello durante 35 días, hasta salvar el patrimonio de Roures y Benet.

En el entretanto, muy bueno lo de Mariano Rajoy: ha terminado la tarea de Zapatero contra el pluralismo en TV, a costa de convertir los cuarenta canales nacionales de TDT en dos: la telebasura de Tele 5 y la blasfemia continuada de La Sexta. Y, de paso, ha desautorizado a un organismo regulador, que ha sido tan injusto como la Comisión Nacional de la Competencia, quien había puesto condiciones muy duras a la fusión.

Mariano: te estás luciendo.

Eulogio López

[email protected]