• Facebook ha pagado por Oculus VR 2.000 millones de dólares (unos 1.450 millones de euros).
  • Esta compañía desarrolla el dispositivo de realidad virtual Oculus Rift, que ya ha llamado la atención de varios desarrolladores, sobre todo en el sector de videojuegos.  
  • El multimillonario no oculta sus planes futuros: "Los móviles son la plataforma de hoy, pero también queremos prepararnos para las plataformas del mañana".
  • Además, ha invertido, junto a Tesla y al actor Ashton Kutcher, 40 millones de dólares (29 millones de euros) en la compañía de inteligencia artificial Vicarious FPC.
  • Dos operaciones que ilustran que el fundador de la red social más famosa del mundo continúa tirando de chequera, ya que el año pasado ganó muchísimo dinero.
  • La compra de Oculus VR es la segunda gran compra de Facebook este año, pues ya adquirió Whatsapp el pasado 19 de febrero.

Mark Zuckerberg (en la imagen) continúa desembolsando dinero y es que puede hacerlo, pues el año pasado ganó 1.500 millones de dólares (1.088 millones de euros) y facturó cinco veces más. Ahora ha optado por el mundo de la realidad virtual y de la inteligencia artificial.

Su red social, Facebook, acaba de comprar Oculus VR por 2.000 millones de dólares (unos 1.450 millones de euros). Aunque el multimillonario no es tonto y solo pagará 290 millones de euros en efectivo y los 1.160 restantes en acciones de la red social. Además el acuerdo incluye otros 217 millones de euros en emisiones a largo plazo, sujetas al cumplimiento de unos objetivos que aún no se han desvelado.

Oculus VR desarrolla el dispositivo de realidad virtual Oculus Rift, un casco que ya ha llamado la atención de varios desarrolladores, sobre todo en el sector de los videojuegos. Así la red social más famosa del mundo no quiere quedarse atrás en la innovación tecnológica y, aunque la realidad virtual fuera de los videojuegos es todavía muy incipiente, ya hay muchas empresas que experimentan con ella y Facebook no iba a ser menos.

Zuckerberg señala que "Oculus tiene potencial para cambiar la forma en que trabajamos, jugamos y nos comunicamos" y espera poder aplicar su tecnología a los comunicaciones, a los medios y al entretenimiento. El multimillonario estadounidense no oculta sus planes futuros, pues afirma "los móviles son la plataforma de hoy, pero también queremos prepararnos para las plataformas del mañana".

Pero hay más. El fundador de Facebook no solo compra sino que también invierte y es que tiene mucho dinero para emplear, además del de su red social, su fortuna personal asciende a 30.000 millones de dólares (casi 22.000 millones de euros). Ahora ha apostado por invertir, a título personal, en la compañía de inteligencia artificial Vicarious FPC. Pero no ha estado solo en esta aventura, sino al lado de Elon Musk, Ceo de Tesla Motors, y del actor Ashton Kutcher, que curiosamente dio vida en el cine a Steve Jobs. La inversión conjunta es de 40 millones de dólares (29 millones de euros).

Vicarious FPC pretende replicar el neocórtex, es decir, la parte del cerebro que lo controla y permite ver, entender el lenguaje y realizar cálculos. Según su cofundador Scott Phoenix, si se traduce esta parte del cerebro al código del computador "obtienes un ordenador que piensa como una persona", pero que "no tiene que comer o dormir".

Pone un poco los pelos de punta oír hablar de inteligencia artificial, pero Facebook ya la usa, en concreto para el reconocimiento facial, de cara a identificar a sus usuarios en las imágenes. Además el tema le interesa bastante, pues hace poco contrató al especialista en inteligencia artificial, Yann LeCun, para dirigir un nuevo laboratorio, y parece ser que, según The Wall Street Journal, quiere pasar la gran cantidad de información que comparten sus usuarios a una base de datos inteligente.

Estas dos últimas operaciones ilustran que, tanto la red social más famosa del mundo como su fundador, continúan tirando de chequera, pues el año pasado ganaron mucho dinero. Además la compra de Oculus VR es la segunda gran compra de Facebook este año, pues ya adquirió Whatsapp para convertirse en un gigante publicitario el pasado 19 de febrero.

Cristina Martín 

[email protected]