Ni tampoco el IVA cultural. El Ministro sabe tirar balones fuera. No en vano presume de haber estudiado en El Pilar

 

-Sin embargo, se mostró partidario de proteger a los niños de lo que se emite en televisión durante el horario infantil.

José Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deporte, que estudió en el colegio El Pilar como Aznar y tantos prohombres de nuestra economía nacional, sabe eludir con diplomacia las preguntas difíciles como algunas de las planteadas en el Nueva Economía Forum este martes. Si le preguntan por el IVA Cultural, responde que es una cuestión de Hacienda; si el tema está relacionado con el impacto de la Telebasura, esa no es competencia de cultura… ¿Miedo a enfrentarse con Paolo Vasile? Pepiño Blanco sigue teniendo algún que otro hombre fuerte de los tiempos de cuando arribaron Zapatero y su talante a la cadena de Fuencarral, pero el PP no ha colocado aún a ninguno y parece ser que podría estar gestándose algún nombramiento o sustitución de envergadura.

Desde luego no ha podido ser más tibio en sus respuestas con respecto a la regulación del horario protegido, una cuestión que atañe especialmente a T5 y a su buque insignia "Sálvame". La programación televisiva vespertina ha sido moneda de cambio en diversas negociaciones con distintos gobiernos: "Tendría que haber una modulación mayor, redoblar esfuerzos para que durante el horario protegido infantil los niños no vean las cosas que se encuentran cuando llegan a casa, esos contenidos dañinos…" han sido las tibias palabras del ministro.

En cuanto a la nueva asignatura de Educación Cívica y Constitucional que sustituirá a la Educación para la Ciudadanía de la etapa socialista, Wert se mostró más explícito: "Es posible que haya cambios en los contenidos porque el mecanismo para cambiar el nombre a la asignatura requiere una ley orgánica, pero el asunto del temario se puede resolver por decreto".

El ministro tildó de xenófobos los vídeos de Canal Plus Francia en los que se satirizaba a los deportistas españoles y se les acusaba indiscriminadamente de dopaje, pero aludió a la presencia del embajador francés en el Hotel Ritz, y manifestó que lo único que había hecho era meterse con unos guiñoles, no con el pueblo francés.

Sabe Wert que es el político menos valorado por los españoles. "La respuesta fácil sería decir que me alegro por Gallardón, mi gran amigo, el mejor valorado… pero diré que no me importa si dentro de quince años España no está situada en materia educativa entre los peores de la OCDE", ha concluido.

Sara Olivo

[email protected]