Unos 30.000 efectivos se desplegarán por 710 ciudades y los diez países vecinosQueda justo un mes para que dé comienzo el Mundial de Brasil (del 12 de junio al 13 de julio). Y la seguridad es una de las principales prioridades y preocupaciones de las autoridades brasileñas.

Por eso, han tomado medidas. Una de ellas, el despliegue de unos 30.000 efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía brasileña para aumentar el control de las fronteras del país en nada menos que 710 ciudades y cubrirá la distancia los diez países vecinos de Brasil.

En todas las carreteras fronterizas se han instalado puestos de control para realizar controles de documentación y de vehículos, según ha informado el diario brasileño 'O Globo'.

Recordemos que, además de la seguridad exterior, Brasil debe preocuparse de la seguridad interior, pues la delincuencia es una de los mayores lacras que asolan al país iberoamericano. La pregunta es: ¿pueden estar seguros los aficionados que se trasladen al país a presenciar el Mundial

José Ángel Gutiérrez
[email protected]