Recorta el precio del dinero del 1,50% al 1,25%

Trichet no accedió a una bajada de tipos ni siquiera en su última reunión como presidente del Banco Central Europeo. Habría sido una despedida amable para un periodo en el que el francés hizo gala de su impasibilidad. Su obsesión era controlar la inflación y solo en los momentos más agudos de la crisis se vio obligado a bajar los tipos.

El BCE se encontraba en una fase de subida y Trichet había amenazado con seguir adelante con su estrategia. Sin embargo, la llegada del nuevo presidente, Mario Draghi, ha supuesto un cambio de tendencia. El italiano anunció una reducción en el precio del dinero desde el 1,50% hasta el 1,25%. Una decisión especialmente bien acogida por las empresas y los particulares con hipoteca y menos beneficiosa para los bancos, que veían en la tendencia a la subida una oportunidad para levantar sus márgenes.

Andrés Velázquez

[email protected]