• El presidente de Estados Unidos ha efectuado 83 llamadas en lo que va de año a los líderes de 30 países.
  • Es decir, sólo ha telefoneado al 15,46% de los países del mundo o lo que es lo mismo, a uno de cada seis.
  • La canciller alemana recibió 13 llamadas, más que los líderes de Rusia y Reino Unido (ambos tuvieron nueve).
  • Por detrás del 'podio', están Hollande (Francia) y Renzi (Italia), con entre cinco y seis llamadas, mientras que Rajoy solo tuvo dos.  
  • En el registro predominan las realizadas a líderes europeos, ya que Obama no tuvo en cuenta sus orígenes y sólo telefoneó a tres líderes africanos (Túnez, Egipto y Sudáfrica).
  • Es de destacar que en su propio continente, no llamase a ningún país situado por debajo de México. Parece que para él Hispanoamérica no existe.

Cuando uno bucea por Twitter se puede encontrar muchas cosas y algunas bastante curiosas, como la que a continuación les contamos. Se trata ni más ni menos de a qué jefes de Estado o de Gobierno ha llamado por teléfono el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en lo que va de año. Los resultados no les van a dejar indiferentes, además dan una idea de cómo ha sido la política exterior de este país durante estos meses.

El primer afroamericano que ocupa la Casa Blanca desde 2008 ha hecho bastantes llamadas este año, en total 83. Sin embargo la distribución es bastante dispar, como se puede ver en el mapa mostrado, y sólo ha llamado a los líderes de 30 de los 194 países que conforman el mundo. Es decir, sólo ha telefoneado al 15,46% de los países del mundo o lo que es lo mismo, a uno de cada seis.

Si hasta aquí ya se han sorprendido esperen a saber la identidad de los receptores de esas llamadas. Empecemos pues a desgranar los datos publicados por la web Vox, gracias al trabajo del usuario nyshtick, quien ha peinado los comunicados oficiales de la Casa Blanca para conocer las llamadas del presidente estadounidense.  

Resulta muy llamativo que el líder que más llamadas recibió de Obama fuera la canciller alemana, Angela Merkel. Ni más ni menos que 13 llamadas. Esto además cobra más importancia porque la cifra supera las efectuadas a los líderes de Rusia y de su 'hermano' anglosajón -Reino Unido-, que se quedaron en nueve.

¿De qué hablarían Obama y la líder germana Seguramente el tema principal fuera el espionaje de la NSA, un escándalo que abrió importantes fisuras entre los dos países, aunque la cosa no llegó a mayores. Pero el hecho de que Alemania ocupe el primer puesto de este curioso ranking no es baladí, sino que desvela otro aspecto: quién manda en la Unión Europea (UE) y por tanto, en la mayor parte de Europa. Y es que en política exterior, Obama ha tratado últimamente de acercarse más al viejo continente y a la UE.

Sorprende que, dado el conflicto que existe actualmente en Ucrania, Obama sólo haya llamado al presidente de Rusia, Vladimir Putin, nueve veces, las mismas que ha telefoneado al primer ministro británico, David Cameron. Tal y como está el patio con las sanciones, puede que Putin no vea crecer su cifra. Por tanto, Alemania, Rusia y Reino Unido ocupan el podio, pero la lista continúa.

Por detrás, con entre cinco y seis llamadas de Obama, encontramos más líderes europeos, en concreto los de Francia e Italia, François Hollande y Matteo Renzi, respectivamente. Mientras que el español, Mariano Rajoy, sólo recibió dos -las mismas que los de Polonia, Ucrania, Turquía, Afganistán, India y China-, ¿de qué hablarían ¿De la visita que le hizo el español a principios de año ¿Del relevo en la Jefatura del Estado Ellos lo sabrán.

Los líderes de Países Bajos, Australia, Israel y México fueron más afortunados que Rajoy, pues contaron con tres llamadas cada uno. Si hacemos caso al sentido común no resulta difícil descubrir alguno de los temas tratados con México e Israel, puede que Obama charlara con Enrique Peña Nieto de la crisis migratoria y con Benjamin Netanyahu de las negociaciones de paz con la Autoridad Nacional Palestina y la última ofensiva en la Franja de Gaza.

También se puede ver cómo en el registro telefónico predominan las llamadas realizadas a líderes europeos, ya que Obama no tuvo en cuenta sus orígenes y sólo telefoneó a tres líderes africanos (Túnez, Egipto y Sudáfrica). Pero únicamente lo hizo en una ocasión, al igual que a los de Canadá, Estonia, Letonia, Lituania, Kazajstán, Japón, Indonesia, Arabia Saudí, Yemen, Líbano y Jordania. Es de destacar que en su propio continente, no llamase a ningún país situado por debajo de México. Parece que para él Hispanoamérica no existe.  

Cristina Martín

[email protected]