Presupuestos Generales del Estado para 2013. Nueva congelación del salario de los funcionarios. Nuevamente, Mariano Rajoy (en la imagen) se despeña por la política de las píldoras amargas y los ajustes sinfín, que no están provocando que la economía española crezca sino todo lo contrario.

Mire usted, don Mariano, para aumentar la productividad no debe usted reducir el denominador sino aumentar el numerador. Los funcionarios no se distinguen por su productividad, ergo hágales trabajar más y servir mejor al resto de los ciudadanos. Pero no les quite el sueldo porque cobran poco.

Y al resto de los españoles lo mismo: no puede reducir el salario a quien cobra 1.000 euros y mucho menos a quien cobra el salario mínimo (754 euros brutos mensuales por doce pagas). Además, disminuye el consumo y la economía no remonta. Por último, si el Estado no tiene ingresos, y no tiene ingresos porque a los parados se les suman los españoles mal pagados, el consumo desciende.

En resumen, los PGE 2013 empiezan mal. No tiene usted que bajar sueldos, tiene que subirlos, al menos los sueldos bajos. Ahorre en prestaciones aunque le atraiga la ira de los vagos. Pero no reduzca salarios.

Eulogio López

[email protected]