• El financiero ha pactado ese precio con los fondos que poseen la deuda de la inmobiliaria.
  • Es el sistema Apollo: no compro la empresa, compro la deuda de la empresa.
  • Tras la opa, Realia se convertirá en socimi con Hispania (Soros) como socio de referencia.

Lo que ha hecho George Soros (en la imagen) con Realia es lo mismo que suele hace el fondo especulativo Apollo. Esto es, no compra empresas, sino la deuda de esas empresas. El procedimiento es sencillo. El fondo acude al banco que tiene la deuda de la empresa, y negocia con él para comprársela con un descuento fuerte. El banco, que lo único que quiere es quitársela de encima, accede. Todo esto, por supuesto, al margen de los dueños de la empresa.

El segundo paso de los fondos consiste en acudir a la empresa y negociar. Como no me van a poder pagar la deuda, que ahora es mía, tienen dos opciones: o capitalizar esa deuda -cambiarla por acciones de la empresa- o seguir mis instrucciones para que me puedan ir pagando la deuda. Es el llamado finamente 'loan to own' (prestar para adquirir), sistema inventado por Leon Black, fundador y propietario de Apollo y alumno aventajado del rey de los bonos basura, Michel Milken.

Pues bien, lo que ha hecho Soros es poner de acuerdo a los fondos que poseen la deuda de Realia –Fortress, King Street y Goldman Sachs- para que su oferta salga adelante, a pesar de que supone un descuento del 19,6% sobre el precio al que cerró la inmobiliaria en bolsa este miércoles. Si los títulos cerraron a 0,61 euros la acción, Soros ofrece  -CNMV, tarde del miércoles- 0,49 euros, es decir, 157,70 millones de euros.

El precio, evidentemente, no satisface ni a Realia ni a Bankia, propietarias de Realia al 50%. Es el más bajo de la orquilla. Pero nada pueden hacer si los fondos han dado su visto bueno.

El futuro de Realia pasa por convertirse en socimi, es decir, en vehículo de la especulación inmobiliaria, con Hispania (Soros) como socio de referencia. Las cartas están echadas.

Pablo Ferrer

[email protected]