Denuncia que CCOO y UGT han actuado "previamente de colaboracionistas" con las políticas de recortesLos sindicatos CCOO y UGT han confirmado en rueda de prensa que convocan una huelga general el próximo jueves 29 de marzo contra la reforma laboral, aprobada y refrendada ayer por el Congreso con una amplia mayoría absoluta: los 197 diputados del PP, CiU, UPN y FAC.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, explicaba que "no es un fin, sino un medio" para conseguir que el Gobierno se siente a negociar la reforma laboral durante su trámite parlamentario. "Facilita el despido, y puede ser una puerta amplísima que se abre en contexto de crisis para la destrucción de puestos de trabajo", añadía Fernández Toxo.

Asimismo, su homólogo en UGT, Cándido Méndez, aducía que "es una huelga general justa y necesaria. No hay precedente en la historia de los cambios laborales en nuestro país de una decisión tan brutal". Y ha añadido que la reforma laboral "tiene el despido como principio y fin y como eje".

Por su parte, la Unión Sindical Obrera (USO), como tercera organización sindical en España, convocaba "de forma propia y diferenciada" la huelga general ese mismo día 29 de marzo. USO ha emitido un comunicado en el que explica que su posición se basa "en la consideración de que, aun existiendo un mismo objetivo, como es el conseguir que el Parlamento modifique los aspectos más perniciosos" de la reforma laboral y "el poner fin a las políticas gubernamentales de recortes sociales y laborales, las dos mayores organizaciones sindicales han despreciado posibilitar un frente sindical amplio y unitario, y  han actuado previamente de colaboracionistas con dichas políticas de recortes, tanto con la reciente firma del denominado 'Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva' que es parte consustancial de la citada Reforma Laboral, como de aspectos no tan lejanos como la reforma de las pensiones públicas".

En el comunicado, USO añade que ha exhortado a todas sus organizaciones a "activar todos los resortes posibles de movilización" para conseguir "revertir las políticas de agresión y retroceso social y laboral que han sido adoptadas o se puedan adoptar" tanto por el Gobierno de la nación como por los de las diversas administraciones autonómicas y locales.

Por esa razón, USO llevará su campaña de movilización a todos los trabajadores, para la implicación tanto de quienes tienen empleo en los diferentes centros de trabajo como de las personas que hoy carecen del mismo, por conllevar dicha reforma laboral "unas leoninas condiciones laborales y retributivas para su incorporación al empleo y su permanencia en el mismo, y exigir la cobertura social suficiente para las personas desempleadas que no perciben ningún tipo de prestación".

"La USO actuará paralelamente manteniendo encuentros con todos los grupos parlamentarios para trasladarles su propuesta de enmiendas durante la tramitación de la Reforma Laboral, para que los diversos grupos las hagan propias, y conseguir entre todos modificar y mejorar la futura Ley", ha anunciado el tercer sindicato de España.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]