• Los partidos de izquierdas no condenan las movilizaciones en torno al Congreso de los Diputados.
  • Para IU se trata de "un acto simbólico ante el secuestro, nada simbólico, al que está sometido el centro de poder democrático por los mercados".
  • A su vez,, el PSOE juega a la ambigüedad.
  • Y eso que hasta 'Democracia Real Ya', movimiento vinculado del 15-M, se ha desmarcado de esta convocatoria por considerarla difusa y poco transparente.
  • Mientras Valenciano dice que los manifestantes actúan de buena fe y hay que escucharlos, el número tres del partido, Óscar López, ha mostrado oficialmente su rechazo a la convocatoria del 25 de septiembre.
  • Los socialistas se curan en salud y su portavoz de sanidad en el Congreso, José Martinez Olmos, ejerce de prudente caperucita al señalar que la acampada es la antesala de un golpe de Estado, una frase que Cospedal pronunció en parecidos términos.
  • Y al mismo tiempo, la vicepresidenta del PSOE valenciano arremete contra el PP y afirma que "los responsables políticos deben tratar de calmar los ánimos, que es justo lo contrario de lo que hizo ayer María Dolores de Cospedal".
  • Los sindicatos van más lejos y califican a Cospedal de pirómana.

Más de 1.500 policías blindabn el perímetro del Congreso de los Diputados desde primeras horas de esta mañana para proteger la integridad de los diputados y el edificio ante el 25-S, una convocatoria que ha sido calificada por activistas del 15-M del espectro de Democracia Real Ya como difusa y poco transparente. La convocatoria llamaba a rodear la zona para "rescatar" la democracia del "secuestro" de los políticos y conseguir la disolución de las Cortes para elaborar una nueva Constitución.

Segun afirma Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno, estaría relacionada en parte con grupúsculos nazis...
Esta no parece ser la opinión de IU y el PSOE, envuelto este último en una auténtica esquizofrenia con respecto a una convocatoria antisistema muy peligrosa. Ferraz está jugando a acariciar el lobo con una mano, y a protegerse la otra. Así, mientras Valenciano dice que los manifestantes actúan de buena fe y hay que escucharlos, el número tres del partido, Óscar López, ha mostrado oficialmente su rechazo a la convocatoria del 25 de septiembre como portavoz desde Ferraz. En Atocha, a Cospedal le gritaban los manifestantes 'mentirosa y criminal' por comparar la concentración del 25-S con el 23-F. Lo más curioso es que José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE ha dicho desde su cuenta en Twitter prácticamente lo mismo: que la concentración "es la antesala de un golpe de Estado". Los sindicatos han calificado a Cospedal de pirómana y Valenciano la ha criticado duramente por no "contribuir a calmar los ánimos" con sus declaraciones.

Y a todo esto llega Bono, despistado, y como si pasara por ahí, dice que la manifestación es "legítima" porque "muchos españoles lo están pasando mal" pero "está mal encauzada si se dirige al Congreso".

Izquierda Unida lo tiene claro, hace tiempo que parece haber renunciado a utilizar su potencial para hacer política de verdad en lugar de hacerle el juego a nacionalistas y socialistas y se apunta al carro la primera. Ignora que la diferencia entre skinheads y skinreads es muy difusa y en su página web bajo el hashtag #25SRodeaelCongreso anunciaba que desde el área de Juventud de Izquierda Unida se hacía  una llamada a participar en la acción del 25-S "como acto simbólico ante el secuestro, nada simbólico, al que está sometido el centro de poder democrático por los mercados". Ricardo Sixto, diputado de Izquierda Unida, vocal de Interior en el Congreso, se quejaba de que había que ir con el carné en la boca, y protestaba en la mañana del martes del acoso policial.

"El próximo parado, que sea un diputado", gritaban los manifestantes. La izquierda juega con fuego. No le falta razón a la secretaria general de Partido Popular. Da igual si se compara la algarada con el golpe del 23-F o el del General Pavía. Lo cierto es que hay gente que empieza a preguntarse para qué sirven los políticos y se usa mucho la frase "para que roben muchos, mejor que robe sólo uno". ¿Progresismo o regresión?

Sara Olivo

[email protected]