El Íbex cae un 1,4% después de que Zapatero anunciara que no habrá adelanto de elecciones

Las urnas estallan, pero Zapatero insiste en echar la culpa a la crisis. Tras la debacle, el presidente dijo sentirse castigado, pero no se engañen. Con ese castigo Zapatero considera que el PSOE ha pagado y quiere poner el contador a cero, por lo que de ningún modo convocará elecciones. Probablemente los mercados esperaban que las urnas hicieran cambiar la decisión.

No fue así y la bolsa abrió este lunes a la baja. Los números rojos invaden todos los valores del Íbex 35, que a media sesión cae un 1,4%. La desconfianza sobre el futuro se hace cada vez más presente en el mundo económico.

Mariano Tomás

[email protected]