Los magistrados del TC Pascual Sala, Eugenio Gay, Elisa Pérez Vera, Luis Ignacio Ortega, Pablo Pérez Tremps y Adela Asúa han permitido que ETA esté en las instituciones

 

De los resultados electorales en el País Vasco, la izquierda abertzale -o sea, ETA-Batasuna- vuelve al Congreso de la mano de Amaiur, que con 7 diputados contará con grupo propio (los seis del País Vasco más uno en Navarra). Los demás han obtenido: 5 escaños el PNV, 4 escaños el PSE y 3 escaños el PP.

Hay que decir que la tarta electoral está muy repartida en el País Vasco: si nos fijamos en porcentajes, el 27,42% de los votos los ha obtenido el PNV, el 24,12% de los votos los ha obtenido Amaiur; el 21,54% el PSE; y el 17,80% el PP.

En cuanto a votos, el PNV ha sacado 323.517 votos; Amaiur, 284.528 votos; el PSE; 254.105 votos; y el PP, 210.000 votos.

Si sumamos los votos de nacionalistas y no nacionalistas, el resultado es preocupante: 608.000 votos nacionalistas frente a los 464.000 no nacionalistas del PP y PSE. Aunque a los no nacionalistas también les podemos sumar los 43.522 de IU, los 21.165 de UPyD; y los 15.257 de Equo.

Total: votos nacionalistas:  608.000

votos no nacionalistas: 544.00.

Por lo demás, el PNV obtuvo en 2008 un total de 306.128 votos y en 2011, 323.517, o sea, gana 17.000 votos.

El PSE sacó en 2008 un total de 430.690 votos, mientras que en 2011 ha obtenido 254.105; o sea, ha perdido 176.000 votos.

Y el PP, ha sacado en 2011 la cifra de 210.000 votos; prácticamente la misma que en 2008: 209.244 votos.

La conclusión es que hay 284.528 votantes de Amaiur-ETA. O sea, casi 300.000 personas que antes no votaban y que ahora han podido pese a que este partido no ha condenado la violencia ni ha exigido a ETA su desaparición. Y eso es culpa, recordémoslo una vez más, del Tribunal Constitucional y de los votos de los magistrados Pascual Sala, Eugenio Gay, Elisa Pérez Vera, Luis Ignacio Ortega, Pablo Pérez Tremps y Adela Asúa.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]