Las reivindicaciones del aniversario del 15-M, que comenzó el 12-M, tuvo dos puntas de lanza: Bankia es el origen de todos los males y se trata de acabar con las guerras en el mundo. O sea, lo de los concursos de belleza, donde todas las nominadas muestran la misma aspiración: la paz en el mundo.


Lo cual es muy loable ciertamente. Todos deseamos la paz en el mundo.

Lo de Bankia no es más que la utilización partidista del PSOE, el partido que más ha ayudado a los banqueros con dinero público, de desviar la atención a la primera ayuda pública del Gobierno Rajoy: Bankia.

Sí, el 15-M agoniza, lo tengo clarísimo.

Eulogio López

[email protected]