• Esto se traduce en 97.953 abortos realizados hasta las 12 semanas de gestación. Lo que refleja el gran coladero que a día de hoy sigue existiendo.
  • ¡No hay nada de que presumir! Aunque el Gobierno se enorgullece de que la cifra es la más baja de los últimos siete años y un 3,2% inferior a la de 2012, cuando se registraron 112.390.
  • Pero, ¿sabe de verdad lo que eso significa Ha permitido que no nacieran 108.690 niños, mientras nuestro país envejece sin remedio y sin relevo, tristemente.
  • El descenso de 3.700 abortos se debe a la gran salida de inmigrantes y de españoles en edad fértil, así como a la financiación pública de la píldora del día después.
  • Más de la mitad de las mujeres que han abortado son de nacionalidad española (63%), seguidas de las procedentes de países de América del Sur (16,3%).  
  • Cataluña, Andalucía y Madrid son las regiones que han registrado mayor número.

Este martes se han conocido unas cifras que no son para nada buenas por mucho que así se empeñe en verlas el Gobierno. Se trata del número de abortos que se perpetraron en 2013 y que se situó en 108.690, según ha publicado el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI) en un informe nada fácil de encontrar.

Una cantidad que es una auténtica barbarie, pues refleja que se ha puesto fin a miles de vidas humanas. Pero lo que es más grave aún, es que el 90% se hizo porque les dio la gana: en total 97.953 abortos se perpetraron hasta las 12 semanas de gestación. Todo ello refleja el gran coladero que a día de hoy sigue existiendo en esta tema donde ya no es necesario alegar peligro para la salud física de la madre para que se cometa sin ningún tipo de reparo. Olvidando además que se trata de un terrible drama.

Sin embargo, el Gobierno de Mariano Rajoy y compañía se enorgullece de que la cifra sea la más baja de los últimos siete años, y de que sea un 3,2% inferior a la de 2012, cuando se registraron 112.390. Al hilo de esto cabe preguntarse ¿de qué presume y si ¿sabe de verdad lo que significa la cifra Las respuestas son sencillas y se unen en una sola: no tiene ningún motivo para presumir porque ha permitido que no nacieran 108.690 niños, mientras nuestro país envejece sin remedio y sin relevo, tristemente. Además de no defender la vida de forma tajante, los 'populares' tampoco han apostado por ayudar de verdad a la familia ni por potenciar la maternidad. ¡Qué ignorantes!

El descenso del 3,2% se traduce en 3.700 abortos menos que en 2012, pero no piensen que el menor número se debe a que se defienda más la vida, desgraciadamente, sino a otras causas. Entre otras, está la gran salida de inmigrantes, algo que se pudo ver en los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), ya que el peso demográfico de este colectivo bajó un 7,8%, hasta las 4.676.022 personas. También los españoles nos hemos convertido en emigrantes y son muchos los que en edad fértil han abandonado España en busca de trabajo principalmente. Además está la financiación pública de algunos métodos anticonceptivos, como la píldora del día después.

Se debe destacar que el PP no es el único partido político que ha aplaudido el descenso de abortos que hubo en 2013, también lo han hecho PSOE e IU. Además todos ellos siguen empeñados en no llamar a las cosas por su nombre y usar eufemismos, por eso prefieren decir interrupciones voluntarias del embarazo (IVE).

Pero además de aplausos, los socialistas y los de IU han visto en la rebaja de la cifra un aliciente para pedir al Gobierno que renuncie a cambiar la 'ley Aído', una promesa electoral que sufrió su varapalo más fuerte con la retirada de la reforma del aborto que impulso Ruiz Gallardón. La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Montón, ha afirmado que el descenso demuestra que el PP debe renunciar a reformar esa ley, que "se ve que funciona" y retirar el recurso de inconstitucionalidad, que presentó contra la misma y firmó paradójicamente el actual ministro de Sanidad, Alfonso Alonso. Por su parte, Gaspar Llamazares (IU) aconseja a Rajoy que antes de cambiar la ley atienda a datos objetivos que muestran descenso.

Volvamos a los datos del informe del MSSSI. Más de la mitad de las mujeres que han abortado son de nacionalidad española (63%), es decir, 67.353 si se suman residentes y no residentes. Tras ellas, destacan las procedentes de países de América del Sur (16,3%), o lo que es lo mismo, 17.471. También hay que destacar que el 90% de los abortos (97.750) se han hecho a petición de la mujer, mientras que 7.540 se ha realizado por grave peligro para la vida o la salud de la embarazada; 3.092, por riesgos de graves anomalías en el feto; 301 por anomalías fetales incompatibles con la vida o enfermedad extremadamente grave e incurable y 7, por varios motivos. El 88,16% de los abortos (95.822) se realizó en centros extrahospitalarios, dentro de los cuales el 83,42% (90.668) se hizo en centros de carácter privado.

Respecto al ranking por autonomías, Cataluña, Andalucía y Madrid son las que mayor número de abortos registraron, 20.947, 20.578 y 19.723, respectivamente. Mientras, en el lado opuesto, se sitúa La Rioja, con 408. 

Cristina Martín

[email protected]