«La discriminación va dirigida contra personas o grupos vulnerables a los ataques: los discapacitados, las mujeres y las niñas, los pobres, los migrantes, las minorías, y todos aquellos que son considerados diferentes. Sin embargo, las víctimas de la discriminación no están solas.

Las Naciones Unidas están a su lado, comprometidas a defender los derechos de todos, en particular de los más vulnerables. Esa es nuestra identidad y nuestra misión.», afirma el Secretario General Ban Ki-Moon (en la imagen).

La Declaración Universal de los Derechos Humanos fue aceptada el día 10 de diciembre de 1948 y esta es la fecha en la que se celebra, en todo el mundo, el Día de los Derechos Humanos. El Alto Comisionado para los Derechos Humanos despliega un papel importante en la organización de esfuerzos para la conmemoración, cada año, del Día de los Derechos Humanos.

La Declaración aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas consta de un preámbulo y 30 artículos y establece una amplia gama de derechos y libertades humanas básicas a las cuales todos los hombres y las mujeres, en todas partes del mundo, tienen derecho, sin distinción alguna.

La Comisión de Derechos Humanos estaba integrada por miembros de diversas formaciones políticas, culturales y religiosas y con el tiempo ha sido aceptada como un acuerdo entre los gobiernos y sus pueblos y todos los estados la han aceptado. La Declaración también ha servido como base para un sistema de expansión de la protección de los derechos humanos.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha sido galardonada con el récord mundial Guinness por haber recopilado, traducido y difundido la Declaración Universal de los Derechos Humanos en más de 380 idiomas y dialectos: desde abjasio hasta zulú. La Declaración Universal es uno de los documentos más traducidos y más difundidos  por todo el mundo.

La Declaración Universal de los Derechos del Humanos apoya el respeto de los derechos humanos y de la dignidad de la persona humana "son los fundamentos para la libertad, justicia y paz en el mundo". En 1950 la Asamblea General invitó a todos los Estados miembros y a las organizaciones interesadas a que establecieran el 10 de diciembre de cada año, como el Día de los Derechos Humanos.

Con el transcurso del tiempo se han desarrollado un conjunto de herramientas y dispositivos para garantizar la prioridad de los derechos humanos y para hacer frente a las violaciones de estos derechos.

Clemente Ferrer

[email protected]