• El movimiento Occupy Wall Street ha convocado más de quince concentraciones, actos y convocatorias en Nueva York.
  • No se celebra ni en Estados Unido ni en Canadá, a pesar de que nació en Chicago como protesta por la matanza de trabajadores que pedían la jornada laboral de ocho horas.
  • En Alemania se han producido enfrentamientos entre partidos de izquierda y extrema derecha.
  • En Francia, un 30% de la clase obrera lo ha celebrado con Marine Le Pen.
  • En Turquía la policía ha reprimido las manifestaciones con gases lacrimógenes y ha habido heridos.
  • En Grecia se ha trasladado la celebración a la semana que viene para que no coincida con la huelga general que vive el país. 

El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo, día de San José, es la fiesta más representativa del movimiento obrero mundial.

Fue establecido por acuerdo del  Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889. Se instituyó como homenaje a los llamados Mártires de Chicagpo, los sindicalistas anarquistas ejecutados tras la Revuelta de Haymarket, en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, cuarenta y ocho horas a la semana en el marco de la huelga que se inició el 1 de mayo de 1886. 

Por aquel entonces, eran habituales que las jornadas laborales doce 12 e incluso hasta 16 horas diarias hasta para niños que trabajaban en lugares con condiciones de trabajo tan duras como las minas. A pesar de celebrarse en infinidad de países de todo el mundo no es un día que se festeje en Canadá y Estados Unidos, donde sí se celebra el Labour Day. Las autoridades norteamericanas temían que la conmemoración del 1 de mayo diera alas al movimiento socialista

Hoy, 207 años más tarde, los indignados norteamericanos han recuperado la jornada del 1 de mayo y han convocado en Nueva York más de quince concentraciones, actos y convocatorias para reivindicar los derechos de los trabajadores bajo una fuerte presencia policial. Se han producido numerosas detenciones, según los organizadores. El Sindicato Nacional de Abogados (NLG) que agentes de la Policía y el FBI han visitado los domicilios de varios 'indignados' para pregntarles sobre los actos previstos para este miércoles. También hay actos convocados en Los Ángeles, Chicago y Washington.

En Francia, festividad con una enorme tradición en la celebración del primero de mayo, se calcula que la debilidad de la izquierda y las fuerzas sindicales tradicionales han provocado que un 30% de los obreros jóvenes se manifiesten en las convocatorias de la ultraderecha, el partido nacional de Marine Le Pen.

En Alemania se han producido también disturbios. Un grupo de activistas se encadenó a un bloque de cemento con la intención de interrumpir la manifestación del neonazi Partido Nacionaldemócrata (NPD) en una calle del barrio Schöneweide de Berlín, en Alemania. La policía berlinesa ha sido reforzada con unidades antidisturbios llegadas desde otros estados federados para vigilancia de la llamada Noche de Walpurgis, y este miércoles, con cerca de 7.000 agentes.

En el sudeste asiático este primero de mayo ha contado con importantes movilizaciones, como las de Filipinas, donde se reclama el aumento del salario mínimo diario, anclado en 8 euros diarios. También han sido importantes las manifestaciones en Indonesia, Camboya y Bangladesh, uno de los países más pobres del mundo.

En Turquía la policía ha empleado gases lacrimógenos contra los manifestantes y ha habido al menos seis heridos, entre ellos el número dos del Partido de la Oposición, el CHP.

En la vecina Grecia, uno de los países más afectados por la crisis y el paro, la celebración del Primero de Mayo se ha trasladado a la próxima semana. El país vive su segunda huelga general del año.

Sara Olivo
[email protected]