Según el Banco de España, la economía española ha crecido un magro 0,1% durante el tercer trimestre, tras 21 meses de caída. El secretario general de UGT, Cándido Méndez (en la imagen), siempre alegre, asegura que "puede haber recuperación estadística y desolación social". Muy cierto, pero lo que no puede darse es lo contrario: "Recuperación social y desolación estadística".

No, don Cándido. Lo que debería haber dicho usted es que esta mínima recuperación se ha conseguido a costa de mucho sufrimiento, no por los recortes en las prestaciones públicas y en el tamaño del Estado -bienvenidos sean ambos- sino a costa de subir impuestos y bajar salarios (y salvar bancos, es decir, salvar a los rentistas en contra de los productores).

En eso ha consistido la política económica -mala política- del PP. Y encima, el Banco de España, en el informe en el que anuncia la salida de la recesión, nos anima a seguir bajando los sueldos.

Pero, al parecer, a don Cándido le encanta que las cosas vayan mal con tal de poder criticar a la derecha.

Eulogio López

[email protected]