martes, 16 enero 2018 Número de edición: 5346
Inicio > Confidencial > Rivera contesta a la querella del ‘clan Pujol’: “No era el oasis catalán, era una charca de corrupción”

Rivera contesta a la querella del ‘clan Pujol’: “No era el oasis catalán, era una charca de corrupción”

Rivera contesta a la querella del ‘clan Pujol’: “No era el oasis catalán, era una charca de corrupción”
  • Para el líder de Ciudadanos, la demanda de Josep Pujol Ferrusola por calumnias pretende callar a periodistas, jueces y fiscales.
  • Dice que la información de que la familia Pujol ha movido miles de millones en paraísos fiscales no es suya, está en los medios.
  • También rechaza la propuesta de Iceta (PCS) de condonar una parte de la deuda catalana: es culpa de la mala gestión.
  • Asegura que el PSC se preocupa más de desgastar a Ciudadanos en Cataluña que del resultado el 21-D.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha hecho un hueco en la sesión de control del Congreso, este miércoles, para despacharse a gusto contra la demanda presentada por “el clan Pujol” -así se ha referido a la familia del ex president- contra su persona por injurias y calumnias, como para descalificar al líder del PSC, Miquel Iceta, que ha pedido la condonación de una parte de la deuda catalana.

La querella de Josep Pujol Ferrusola acusa a Rivera por calumnias e injurias por haber dicho que la familia Pujol ha movido en paraísos fiscales 2.500 millones. Obviamente, ha dicho Rivera, no lo dice él sino que está en todos los medios de comunicación o lo recogen informes policiales. Por ese motivo Jordi Pujol Ferrusola está en la cárcel de Soto del Real.

A partir de ahí se ha despachado a gusto: el objeto de la demanda no es otro que un intento de volver al oasis catalán, en el que la corrupción era tabú (también las comisiones del 3% ó el 5%), algo que ha cambiado. “Se acabó el oasis, que no era un oasis -ha dicho- sino una charca con mucha corrupción y tapada por la estelada”.

Rivera se ha quejado de que “sólo faltaría” que ahora no puedan denunciar los periodistas, ni los jueces, los fiscales o los políticos pudiéramos denunciar.

Por otra parte, ha descalificado la petición de Iceta de una condonación parcial de la deuda de la Generalitat. Esa quita no tiene sentido, ha dicho, porque sería un agravio contra otras autonomías. La culpa de la deuda es de la mala gestión acumulada, también en la etapa de los socialistas Maragall y Montilla, no sólo desde Artur Mas y Puigdemont.

De lo que se trata es de “gastar mejor” y defender los servicios sociales, ha dicho en referencia a los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y PSC. Rivera ha comentado, en ese sentido, que el PSOE está más preocupado porque frenar a Ciudadanos que por frenar al independentismo, del mismo modo que el PSC parece más preocupado por desgastar a Arrimadas que por el resultado del 21-D.

Rafael Esparza