miércoles, 17 enero 2018 Número de edición: 5347
Inicio > Confidencial > Red Eléctrica, Enagás y CLH… el peligro de dejar las infraestructuras básicas en manos de fondos

Red Eléctrica, Enagás y CLH… el peligro de dejar las infraestructuras básicas en manos de fondos

Red Eléctrica, Enagás y CLH… el peligro de dejar las infraestructuras básicas en manos de fondos
  • En las redes de electricidad y gas (por tanto, en REE y Enagás), el peso del Estado debería ser decisivo…
  • Aunque a Bruselas no le guste y acuse a España de monopolio, mientras con Francia calla.
  • En la eléctrica, la SEPI es el principal accionista (20%), seguido de JP Morgan (3,6%) y HSBC.
  • Pero en Enagás, el Estado sólo tiene el 5%. El resto es de fondos, como Fidelity, que ya controla el 2,1%
  • En CLH, se marcharon las petroleras Repsol, Cepsa y BP y entraron los fondos: Ardian (25%), Borealis (24,77%).
  • Eso sí, Ardian quiere vender su parte y hacer caja: Macquarie, CVC, Abu Dabi y APG están interesados.

Alguna que otra vez hemos dicho que no es bueno dejar las infraestructuras básicas en manos de fondos de capital riesgo… Es más, puede ser peligroso, sobre todo si hablamos de las redes de gas y electricidad, aunque también en otros ámbitos como la energía, el ferroviario o las comunicaciones. Claro que en Red Eléctrica (REE), Enagás y Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) parece que les da igual.

En las redes de electricidad y gas (por tanto, en REE y Enagás), el peso del Estado debería ser decisivo… Aunque a Bruselas no le guste y acuse a España de monopolio, mientras con Francia calla. Por eso cuestiona el blindaje accionarial de estas compañías, como informó Expansión.

En el caso de la eléctrica, la SEPI (o sea, el Estado) es el principal accionista, pues afortunadamente posee el 20%. Le sigue JP Morgan, con el 3,6%; el banco británico HSBC (3,23%); así como los fondos Talos Capital y de The Children Investment Management Fund (TCI), ambos con un 3,06%.

Pero en Enagás, el Estado sólo tiene el 5%. El resto del capital de la gasista es propiedad de Bank of America (3,6%) y de fondos: Fidelity, que acaba de subir su participación un 1,1%, hasta el 2,1%; y Millenium (1%).

Por su parte, en CLH, la compañía encargada de almacenar, transportar y distribuir hidrocarburos y productos petrolíferos, no tiene a la SEPI en su accionariado. Pero tras la marcha de las petroleras Repsol, Cepsa y BP, entraron los fondos. En concreto, Repsol vendió su 10% al fondo de inversión francés Ardian y el pasado enero, Cepsa se desprendió de su 9,15%, vendiéndoselo a Borealis.

Así, la mayor parte del accionariado de CLH se reparte entre Ardian (25%), Borealis (24,77%), Oman Oil (10%), AMP Capital Investors (10%). Claro que entre los accionistas que poseen un 5%, encontramos a bancos como Abanca y Kutxabank. Eso sí, Ardian quiere vender su parte y hacer caja: Macquarie, CVC, Abu Dabi y APG están interesados, como recoge Expansión.

Así, lo ha reconocido el presidente de la compañía, José Luis López de Silanes, este lunes, tras dar a conocer su plan estratégico para seguir con la expansión internacional. Y claro, para lograrlo es necesario invertir: la cifra alcanzará los 829 millones entre 2017 y 2021.

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com