La organización no gubernamental Entreculturas, se dedica a las personas vulnerables de América, Asia y África; intentando cambiar sus vidas a través de la educación, el acceso laboral, la inserción social y/o la ayuda humanitaria. Entre sus iniciativas y programas, están las carreras solidarias: entre enero y abril, 13 ciudades españolas correrán por Sudán del Sur para mejorar la vida de 4.000 niños y jóvenes del condado de Mabán. Concretamente, el objetivo es promover el acceso a la educación básica a 1.000 niños y dinamizar espacios recreativos y deportivos para 3.000 jóvenes desplazados, refugiados y locales. "Deseamos que los niños y los jóvenes no pierdan su futuro y puedan continuar en la escuela y también apostamos por actividades lúdicas y espacios de relación para que puedan tener oportunidades de reflexionar sobre lo que significa vivir en el exilio e intentar vivir ese tiempo con sentido y con paz", afirma el español Pau Vidal, sacerdote jesuita y director del Servicio Jesuita a los Refugiados (SJR) en Sudán del Sur. Se trata de la nación más joven del mundo, pues proclamó su independencia el 9 de julio de 2011 tras celebrar un referéndum, aunque para llegar a ese momento hubo dos guerras civiles y 2,5 millones de muertos. Parecía que se abría un futuro, pero el sueño se rompió el 14 de diciembre de 2013, con el inicio de una nueva guerra civil debido a disputas internas entre diferentes etnias.

En Sudán del Sur, hay más de cuatro millones de personas desplazadas y refugiadas y ocho millones necesitan ayuda humanitaria, debido a los más de cuatro años de violencia.

Actualmente, tras más de cuatro años de violencia generalizada, Sudán del Sur está sufriendo la segunda mayor crisis de desplazamiento forzoso a nivel mundial, sólo por detrás de Siria: hay más de cuatro millones de personas desplazadas, de los que casi 2,5 millones están refugiados en países vecinos (Uganda, Kenia, Sudán, Etiopía, República Democrática del Congo y República Centroafricana) y otros casi 2 millones se han visto desplazados internamente. Pero la ONU estima que antes de final de año, se supere la cifra de 3 millones de refugiados, pasando a ser la mayor crisis de refugiados de África desde el genocidio de Ruanda en 1994. Al mismo tiempo, cerca del 65% de la población, unos ocho millones de personas, necesitan ayuda humanitaria. Y por si esto no fuera ya bastante grave, se añade el brote de enfermedades como el sarampión, el cólera o la malaria, debido a las deficiencias y escasez del sistema sanitario, generando la necesidad de atención médica urgente. sudan del sur Lo peor es que la situación sigue deteriorándose y "la guerra dura ya demasiado", señala el jesuita Pau Vidal. El pasado diciembre, el alto comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, pidió "medidas urgentes" a todas las partes enfrentadas en el conflicto para poner fin a la crisis y la grave situación humanitaria, pues "el mundo no puede seguir mirando sin actuar cuando los sursudaneses están en medio del terror de una guerra sin sentido". Y recientemente, hace unas semanas, la ONU ha pedido más de 3.000 millones de dólares para atender las necesidades humanitarias del país.

En el condado de Mabán, conviven 135.000 refugiados sudaneses y 15.000 desplazados internos.

El condado de Mabán está situado al nordeste de Sudán del Sur, allí conviven 135.000 refugiados sudaneses, junto a 15.000 desplazados internos. Son personas que huyen de los largos conflictos que viven tanto Sudán, como Sudán del Sur, y necesitan ayuda. Por ello, este año, en la VII edición de la carrera solidaria 'Corre por una causa, corre por la educación', también se destinarán los fondos a Sudán del Sur, al igual que en 2016. El año pasado, en las carreras que se realizaron en distintas ciudades españolas participaron unas 16.000 personas y se recaudaron "71.000 euros, que permitieron escolarizar a 945 niños y formar a 50 docentes", explica el jesuita español Pau Vidal. En esta VII edición, Entreculturas espera la participación de 20.000 personas, con el objetivo de mejorar la vida de 4.000 niños y jóvenes del condado de Mabán. Hasta el momento, ya se han celebrado dos carreras solidarias (la de Córdoba y la de Zaragoza) y este domingo tendrá lugar las de Málaga y Madrid (en esta última, se prevén unas 3.500 personas). En próximas fechas, 'Corre por usudán del sur na causa, corre por la educación' llegará a otras ocho ciudades españolas: León (17 de febrero), Logroño (18), Valladolid (también el 18), Cádiz (4 de marzo), Sevilla (11), Úbeda (también el 11), Santander (18), Barcelona (15 de abril) y Las Palmas de Gran Canaria (aún por determinar). La cita de este domingo en Málaga y Madrid también servirá para manifestarse contra la utilización de menores como soldados, cuyo día mundial se celebra el 12 de febrero, pues Sudán del Sur es uno de los 20 países que aún hoy sigue reclutando a menores. Asimismo, con motivo del Día de la Paz y la No Violencia, el pasado 30 de enero, Entreculturas pidió combatir la violencia con educación, bajo el lema 'Nos encontramos para construir la paz': en concreto, mediante procesos educativos que enseñen desde y para la no violencia. Y en torno a la construcción de la paz y la prevención de la violencia, la ONG celebrará en Madrid el VI Encuentro Global de la Red Solidaria de jóvenes, entre los días 15 y 18 de febrero. sudán del sur Esto es sólo una muestra de la labor de Entreculturas, que se constituyó en 1999, aunque sus orígenes se remontan a 1985, cuando surgió como asociación. En esta trayectoria. el objetivo es mejorar la vida de las personas vulnerables, ofreciéndoles educación, acceso al mercado laboral, inserción social y/o ayuda humanitaria. Es de destacar su trabajo por la educación, "el arma más poderosa que existe para cambiar el mundo" como decía Nelson Mandela, sobre todo, los programas EPGO (Educar Personas, Generar Oportunidades). Estos se desarrollan junto al Servicio Jesuita a los Refugiados (SJR) y surgieron en el año 2001, gracias a un convenio con Inditex, que se ha ido renovando progresivamente desde entonces y que se ha traducido en la puesta en marcha de diversos proyectos en países de América y de África. Los objetivos de los EPGO son la educación, la formación técnico-profesional, la integración sociolaboral, así como la ayuda humanitaria o la asistencia a migrantes forzosos y refugiados. Y estos momentos, se encuentra en vigor el EPGO II América, África y Asia: 22 proyectos sociales que se pondrán en marcha en varios países de Hispanoamérica (Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela), en Sudáfrica y en Líbano, llegando a 165.000 personas beneficiarias directas. Mariano Tomás [email protected] © Fotografías: Entreculturas.