sábado, 18 noviembre 2017 Número de edición: 5304
Inicio > Confidencial > PP-gay. Javier Maroto, impone el homosexualismo en el PP

PP-gay. Javier Maroto, impone el homosexualismo en el PP

PP-gay. Javier Maroto, impone el homosexualismo en el PP
  • Con el apoyo de la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat.
  • El vicesecretario general insiste en los vientres de alquiler.
  • Maroto es el más sectario de todos: quienes no acepten sus tesis, que define como “la postura oficial del partido” es expulsado de las listas.
  • El último en sufrir sus iras fue el alcalde de Alcorcón, David Pérez: demasiado cristiano para el PP.

Mariano Rajoy habla durante la mañana del lunes de ir preparando ya las listas para las Municipales de 2019. Pues entonces David Pérez, el alcalde de Alcorcón,  ex portavoz parlamentario del PP en la Comunidad de Madrid, lo tiene claro: el comisario Javier Maroto (en la imagen) le ha puesto bola negra.

Maroto, responsable del lobby gay del PP, con la ayuda inestimable de la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, es el más sectario de todos los vicesecretarios generales del partido. Es de los que piensa, además, que el único medio contra el rencor es la amnesia y ha introducido al PP en el homosexualismo radical.

Ahora, por ejemplo, insiste en los vientres de alquiler, a pesar de no haber sido aprobados por el Congreso del Partido. No olvidemos que David Pérez y Luis Peral fueron los dos únicos parlamentarios que rompieron la disciplina de voto porque consideraban que la maternidad subrogada era una forma de cosificación de la mujer, tesis en la que coincidían con Peral.

Maroto se vio aquí frustrado porque ni tan siquiera las lesbianas quieren oír hablar de vientres de alquiler. Ese es un capricho de gays ricos con ganas de vivir nuevas experiencias sin molestarse en exceso.

Es igual, Maroto ha impuesto la radicalidad y todo aquel que se atreva a confrontar la ideología de género será laminado.

Los sancionados siempre reciben un argumentario ‘made in Maroto’, aunque lo remita cualquier jefe local, donde se dice que sólo lo que ha dicho o hecho “no coincide con la doctrina oficial del partido”. En ese caso, muchacho, que sepas que tu carrera política se acaba.

El temido jefe del lobby homosexual del PP insiste en canalizar la maternidad subrogada a través de las comunidades autónomas. Por ahora sin mucho éxito, pues los escasos disidentes del PP se han encontrado en este punto, y sólo en este punto, con un aliado inesperado: Podemos.

Eulogio López

eulogio@hispanidad.com