"La gente demanda cada vez más automóviles eléctricos", asegura el presidente Samuelsson. El fabricante de automóviles Volvo Cars, primero propiedad de Volvo, luego de la china Geely, ha lanzado un órdago a la industria del motor. Ha anunciado este miércoles que. a partir de 2019, sólo lanzará al mercado vehículos eléctricos o híbridos. "Este anuncio marca el final del coche con motor exclusivamente de combustión", ha declarado el presidente y consejero delegado de Volvo, Hakan Samuelsson. Así, en el futuro no habrá coches Volvo sin un motor eléctrico, ya que los coches con motores de combustión interna puros serán gradualmente eliminados y reemplazados por los coches de combustión interna que ofrecen opciones eléctricas. La firma sueca hará de los coches eléctricos el centro de su futuro negocio en respuesta a las demandas del mercado, según ha explicado en un comunicado. "La gente demanda cada vez más automóviles eléctricos y queremos responder a las necesidades actuales y futuras de nuestros clientes", ha subrayado Samuelsson. Andrés Velázquez [email protected]