"No les haría nada, solo pido a Dios que los perdone", dijo a un reportero que se emocionó Myriam es una niña que huyó de Qaraqosh, la que fue hasta el año pasado la ciudad cristiana más grande de Irak, luego que los terroristas del Estado Islámico la tomaran en agosto del año pasado. La pequeña cuenta a un reportero de canal local lo que siente hacia los miembros de esta organización radical, recoge Aciprensa.

En un reportaje de la cadena SAT-7, una televisión cristiana que transmite para Medio Oriente y África, sobre la precaria vida de los niños refugiados en Erbil, se aprecia a Myriam conversando con un reportero que le pregunta por su vida en Qaraqosh antes de su huida.

"Solíamos tener una casa en la que estábamos, ahora no pero gracias a Dios Él nos provee", afirma la niña.

Sobre su afirmación de la providencia de Dios, el reportero le pregunta a la pequeña qué ha querido decir y obtuvo la siguiente respuesta: "Dios nos ama y no dejó que el ISIS nos mate".

El hombre de prensa que se conmueve con lo que le dice la niña, le pregunta luego sobre lo que siente hacia los miembros del Estado Islámico: "No les haría nada, solo pido a Dios que los perdone". "Tú los perdonas", pregunta el reportero, a lo que la pequeña contesta sin dudar: "Sí".

Emocionado, el reportero dijo a la niña: "Me has enseñado muchas cosas, gracias".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]