El artefacto estalló al paso de un autobús policial en Estambul. Al menos 11 muertos y 36 heridos es el balance de víctimas tras la explosión de una bomba al paso de un autobús policial en Estambul, Turquía, según ha informado el gobernador de la ciudad, Vasif Sahin, informan agencias. "Siete policías y cuatro civiles han muerto, otras 36 personas han resultado heridas", ha declarado Sahin a los medios en una breve declaración. CNNTürk indica que tres de los 36 heridos se encuentran en estado crítico. El atentado se produjo a las 08.40 horas cuando el vehículo con los agentes circulaba cerca de una parada pública de autobuses en el barrio de Beyazit Vezneciler, próximo a una universidad y a lugares turísticos en la parte europea de la metrópoli. Al parecer el coche bomba fue activado por control remoto y después de la explosión se produjo un tiroteo, según la agencia de noticias pública Anadolu, aunque existe cierta confusión sobre este extremo. En el lugar se aprecian enormes daños, incluidos varios vehículos calcinados y el autobús policial parcialmente destruido. Varios comercios y edificios en los alrededores han sido evacuados porque los artificieros llevarán a cabo la explosión controlada de un vehículo sospechoso, señaló el gobernador de Estambul. Andrés Velázquez [email protected]