La surcoreana se resiente por el descenso de un 20,6% en la venta de aparatos

La tecnológica surcoreana Samsung ha cerrado 2014 con un recorte del beneficio del 23,2%, hasta 24.670 millones de euros, que está en relación directa con la reducción del 20,6% en la venta de teléfonos móviles, que representan más del 50% de la facturación. Estos resultados contrastan con el récord en ingresos y beneficios de su competidor americano Apple, que ganó más de 15.860 millones de euros en su primer trimestre fiscal con unos ingresos de 65.733 millones. ¿Explicación?: la venta de 74,5 millones de unidades de su producto estrella, el iPhone.

En su conjunto, la empresa surcoreana facturó 166.978 millones de euros, un 9,8% menos. Aparte del negocio de móviles, en la división de semiconductores aumentó sus ventas un 6% (32.160 millones de euros), pero en televisores ingresó un 0,3% menos (40.598 millones de euros).

Andrés Velázquez

[email protected]