La cifra de negocios baja a 384,4 millones (-33,7%), la mayor parte procede de España y del AVE La Meca. En sus resultados de 2017, Talgo ha vuelto a achacar la falta de diversificación, como sucedió en las cuentas de los nueve primeros meses. El fabricante de trenes de la familia Oriol ha ganado 34,3 millones, un 44,5% menos que en 2016. La cifra de negocios ha descendido hasta los 384,4 millones (-33,7%). De esta cuantía, la mayor parte procede de España (149,1 millones; 38,% del total) y otros 134,5 millones (35% del total) de la región OMNA (Oriente Medio y Norte de África) -sobre todo, por el AVE La Meca-Medina, para el que ya ha fabricado 33 de los 36 trenes y ha enviado 14-. El Ebitda se ha situado en 83,6 millones (-22,5%) y el Ebit en 59,4 millones (-32,3%). Mientras, la deuda financiera neta es de 30 millones. En cuanto a las remuneraciones del Consejo, cabe destacar que la cuantía total ha pasado de 1,403 millones a 1,569 millones. El presidente de Talgo, Carlos Palacio Oriol, se ha llevado 467.000 euros y el Ceo, José María Oriol Fabra, 442.000 euros; cifras a las que hay que sumar las respectivas aportaciones de 9.000 euros a sus planes de pensiones. Cristina Martín [email protected]