Y tres de cada diez no pudieron pagar los cuidados para una persona dependiente. Del 90,2 % de los hogares que utilizó los servicios sanitarios en 2016, uno de cada tres no pagó por ellos, mientras que uno de cada diez los abonó con "dificultad" o "mucha dificultad". Dentro de estos servicios, el INE incluye consultar a un médico de familia o especialista, ir a por recetas, acudir a un hospital o los tratamientos dentales, según la Encuesta de Condiciones de Vida elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).  Tres de cada 10 hogares con personas dependientes (30,8%) en España que necesitaron cuidados a domicilio en 2016 no tuvieron cubierta esta necesidad y la razón en el 69,3% de los casos fue porque no podían permitírselo, según la encuesta. La mayor parte de los hogares que no recibieron estos cuidados estaban formados por dos adultos de los cuales al menos uno de ellos, con 65 años o más (326.000 hogares), y los formados por una mujer sola mayor de 65 años (183.000 hogares). Además, de los datos se desprende que el 75,4% estas mujeres dependientes solas no tuvieron cubierta esta necesidad porque no podían permitírselo. Tampoco pudieron pagar este servicio el 79,6% de los hogares compuestos por dos adultos, ambos menores de 65 años, y alguno de ellos dependiente. En total, la encuesta revela que en más de tres millones de hogares españoles vivía alguna persona dependiente en 2016 y que en el 14,4 por ciento de estos hogares dicha persona recibía cuidados a domicilio. Por nivel de renta, entre los hogares con personas dependientes, un 23,2% de los que tenían un mayor nivel de renta dispuso de servicios de cuidado a domicilio, frente al 9,1% en los hogares con menor nivel de renta. Además, el 36,6%o de los hogares con personas dependientes que recibieron cuidados a domicilio dice que pagó estos servicios con "dificultad" o "mucha dificultad". Por su parte, un 21% recibió estos cuidados a domicilio de forma gratuita. Sobre el cuidado de niños menores de 3 años, la estadística refleja que, del casi millón y medio que asiste a guarderías, un 22,2% de sus familias no tuvo que pagar nada. De nuevo es el nivel de ingresos el que determina la asistencia a estos centros, que alcanza el 62,5 % en el caso de los niños que pertenecen a familias con ingresos elevados y se reduce hasta el 26,3 % en las que tienen ingresos bajos. No obstante, el 65,4% de los hogares con ingresos bajos no tuvo que pagar para que los menores de 3 años asistieran a la guardería. En cuanto a la educación, según el INE, el 98,4% de los niños de 3 a 15 años asiste a centros educativos y en casi el 60% de los casos la familia no tuvo que pagar su coste. De los adultos a los que les gustaría estudiar, la mayoría tienen entre 30 y 40 años y sólo un 5,5 % de los mayores de 64 querría hacerlo. En cuanto al motivo por el que no estudiaron, el 53% dice que no tuvo tiempo y el 24,7 % que no pudo permitírselo. En este caso, el porcentaje de quienes no pueden pagarlo oscila entre el 6,5 % para los que tienen más ingresos y el 43,2 % de quienes tienen menos. Andrés Velázquez [email protected]