La filial de renovables de ACS desembolsa unos 60 millones de euros y aumenta un 12% su capacidad instalada. Saeta Yield se ha estrenado en el exterior con la compra de dos parques eólicos en Uruguay. Una operación que supone un desembolso de unos 60 millones de euros, pero que permite a la filial de renovables de ACS aumentar un 12% su capacidad instalada, hasta los 884 megavatios (MW). Con los activos adquiridos -Carapé I y Carapé II-, la compañía que tiene como presidente y Ceo a José Luis Martínez Dalmau generara valor para los accionista en términos de efectivo y de retorno. Y es que no sólo aumentará la capacidad instalada de Saeta Yield, sino los ingresos ( 9%) y el Ebitda ( 11%), hasta los 306 y 221 millones. Además, la filial de renovables de ACS podría convertirse en el mayor operador eólico privado de Uruguay, pues quiere crecer en dicho país. En concreto, podría adqurir otros dos activos (las plantas eólicas Kiyú y Vientos de Pastorale) en un futuro, dentro del acuerdo RoFO que tiene suscrito con ACS y Bow Power. Cristina Martín [email protected]