"El Estado ha demostrado que le bastan 24 horas para recurrir esas leyes y obtener su paralización", añadió la vicepresidenta. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió ayer, ante la pretensión de los soberanistas catalanes de aprobar una ley que en 48 horas permita la declaración de independencia, que "al Estado le bastan 24 horas para recurrirla y obtener su paralización", tras lo que explicó que "la Generalitat puede pasarse ahora 30 días explicando la ley del referéndum o la de la transitoriedad jurídica y puede decir que en 48 horas puede declarar la independencia", pero, según subrayó, "el Estado ha demostrado que le bastan 24 horas para recurrir esas leyes y obtener su paralización. Por ello, garantizó que el referéndum independentista "no se va a celebrar". Sáenz de Santamaría instó a la Generalitat a dejar de "sembrar división" entre los catalanes. A ello añadió que los únicos actos preparatorios en serio que ha hecho la Generalitat han sido amenazar a los medios de comunicación, presionar a los funcionarios, "tratar de endosar su responsabilidad a los alcaldes, neutralizar a la oposición y cesar a los disidentes". José Ángel Gutiérrez [email protected]