La sanción ha sido por distorsionar la liberalización del transporte de mercancías por ferrocarril. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha sancionado con un total de 75,6 millones de euros a Renfe, Deutsche Bahn y a varias empresas ferroviarias de ambos grupos por distorsionar la liberalización del transporte de mercancías por ferrocarril. En concreto, la CNMC ha impuesto dicha multa por una infracción única y continuada de los artículos 1 de la Ley de Defensa de la Competencia (LDC) y 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), consistente en acuerdos y prácticas concertadas, restrictivos de la competencia por su efecto, por parte de dos empresas del Grupo Renfe (Renfe Operadora y Renfe Mercancías) y varias empresas del Grupo Deustche Bahn (Transfesa, Transfesa Rail, PIF, Hispanauto, Semat, DHIB, DB ML y DB SR Deutschland). A ello se suma otra infracción única y continuada de los artículos 2 de la LDC y 102 del TFUE, consistente en una discriminación comercial abusiva, al menos, a las empresas ferroviarias miembros de la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas (AEFP), por parte de Renfe Operadora y Renfe Mercancías, en su oferta de servicios de tracción ferroviaria para el transporte de mercancías por ferrocarril en España. Como respuesta, Renfe Mercancías ha anunciado que, a través de sus servicios jurídicos, va a presentar recurso contra la sanción de 64,9 millones de euros impuesta por la Sala de Competencia de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia, CNMC, por supuestas prácticas contrarias al derecho a la competencia. Renfe considera desproporcionada, injusta e inútil la sanción impuesta por la Sala de Competencia de la CNMC. Andrés Velázquez [email protected]