La subida de dos décimas se debe al encarecimiento de los precios de los carburantes y de algunos alimentosEl Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,2% en febrero respecto al mes anterior y elevó dos décimas su tasa interanual, hasta el -1,1%, debido el encarecimiento de los precios de los carburantes y de algunos alimentos, como las legumbres, las hortalizas frescas y los aceites, según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirma así los datos que avanzó hace dos semanas.

Pese a ello, con el dato de febrero, el IPC interanual encadena su octava tasa negativa. Es la décima vez en 17 meses en que los precios muestran tasas interanuales negativas. En cualquier caso, el Gobierno ha descartado que la economía se encuentre en una situación de deflación estructural.

Pero para nosotros, sufridos consumidores, es una gran noticia que los precios no suban.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]