Registró un beneficio neto consolidado de 48 millones de euros. Prosegur registró un beneficio neto consolidado de 48 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un incremento del 2,5% respecto al mismo periodo del año anterior, según ha informado este viernes la compañía. El resultado bruto de explotación (Ebitda) de Proseguir retrocedió un 2,4%, hasta los 111 millones de euros, por la depreciación de las divisas iberoamericanas, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) creció un 1,7%, hasta los 84 millones de euros. Entre enero y marzo, las ventas de la empresa de seguridad privada bajaron un 7,3%, hasta los 897 millones de euros, debido al impacto de la "fuerte" depreciación de la divisas en los países de Iberoamérica en los que la compañía está presente. La facturación de Prosegur en Europa y el resto del mundo alcanzó hasta marzo los 401 millones de euros, un 4,9% más, con un incremento de las ventas en España del 11,4%, hasta los 227 millones de euros. Andrés Velázquez [email protected]