Tendencia a la baja que también tienen Grecia (-2,3%), Italia (-0,7%) o Irlanda (-0,6%), mientras en la OCDE suben un 0,1%. Parece que España no quiere decir adiós a la precariedad laboral y ha vuelto a las andadas. En concreto, los costes laborales han bajado un 0,5% en el segundo trimestre, a pesar de que entre enero y marzo subieron un 0,7%. Es decir, que las empresas en nuestro país vuelven a pagar menos por trabajador en concepto de salario, pago a la Seguridad Social, seguros privados, indemnizaciones, formación, transporte o dietas. El descenso se debe a la caída de las compensaciones por unidad laboral -empleado-, que ha sido del 0,5% y al leve incremento de la productividad laboral ( 0,1%). De esta manera, España presenta el quinto mayor descenso entre los países miembros. Nuestro país no es el único que muestra una tendencia a la baja en los costes laborales en la UE, pues también se da en Grecia (-2,3%), Italia (-0,7%) o Irlanda (-0,6%). Sin embargo, vuelve a alejarse de la OCDE, donde los costes laborales suben un 0,1% en el segundo trimestre, igualando el dato registrado entre enero y marzo. Entre los países con tendencia al alza, dentro de la UE destacan Alemania ( 0,5%), Reino Unido ( 0,9%) y Portugal ( 1,2%). Mientras, fuera del territorio comunitario, sobresale Japón ( 0,4%). Cristina Martín [email protected]