El grupo tecnológico holandés ahorra más de lo esperado, al tiempo que las ventas ascienden a 17.780 millones. Philips reluce gracias a sus programas de mejora de la productividad, pues ha ganado 1.657 millones de euros en 2017, lo que supone un 14,4% más que en el año anterior. Además, dichos programas han permitido que el grupo tecnológico holandés haya tenido unos ahorros mayores a los esperados (483 millones en vez de 400). Asimismo, las ventas han ascendido a 17.780 millones, un 2% más. Pero en datos comparables (sin variaciones del tipo de cambio y el perímetro), el aumento fue del 4%. A la vista de estas cifras, parece que se han cumplido las palabras del Ceo, Frans van Houten, que al hilo de los resultados semestrales afirmó: "Las previsiones para 2017 se mantienen sin cambios o sea, buenas". Ahora, espera que sus mercados crezcan entre un 3% y un 5%, y confía en que las ventas crezcan más de un 4% a medio plazo. Cristina Martín [email protected]