El ataque se ha producido en la Universidad de Charsadda y también ha dejado una treintena de heridos. En la mañana de este miércoles, en Pakistán ha habido un asalto terrorista en la Universidad de Charsadda, que ha provocado 21 muertos y una treintena de heridos. Un trágico suceso que demuestra cómo los talibanes han abierto una nueva moda: atacar universidades. Y es que no les gusta la universidad, salvo la coránica, claro está. Al parecer, según los primeros datos, los asaltantes -talibanes paquistaníes- han aprovechado la espesa niebla que había a primera hora para trepar por los muros exteriores del campus universitario. Después, han entrado en algunos edificios abriendo fuego de forma indiscriminada sobre estudiantes, profesores y vigilantes. Sin embargo, no es la primera vez que el Movimiento de los Talibanes de Pakistán (TTP) ataca instituciones educativas. En 2014, fueron los responsables de la matanza en una escuela de Peshawar, que dejó 134 muertos; han destruido numerosas escuelas primarias, sobre todo, femeninas; y en 2012 intentaron asesinar a Malala Yousafzai, cuya reivindicación por el derecho a la educación de las niñas le valió el Premio Nobel de la Paz en 2014. Cristina Martín [email protected]