La noticia se produce tras el fin de los conflictos entre los trabajadores y el Grupo PSA, ahora propietario de Opel. Justo un año después del inicio de sus ventas, 100.000 clientes en toda Europa ya han confiado en el Opel Crossland X, el crossover pequeño de Opel, fabricado con calidad y en exclusiva en la planta española de Zaragoza, según informa la compañía. "Con la tecnología típica de Opel, como los asientos delanteros ergonómicos con certificación AGR, que son únicos en este segmento de mercado, el Crossland X desempeña un papel clave en nuestra ofensiva actual de producto", ha dicho Peter Küspert, director ejecutivo de Ventas y Marketing de Opel Automobile GmbH". Junto a sus hermanos de la familia X, el Mokka X, también producido en Zaragoza, y el Grandland X, 2018 será su primer año completo en el mercado y hará una contribución importante al crecimiento de Opel". El Crossland X fue el primer proyecto conjunto de Groupe PSA y Opel fruto de la colaboración que comenzó entre ambas compañías en 2012. Este automóvil comparte su arquitectura con el Citroën C3 Aircross que empezó a producirse en la planta de Zaragoza en agosto del año pasado convirtiendo a la planta en una factoría multimarca. La noticia se produce tras el fin de los conflictos entre los trabajadores y el Grupo PSA, ahora propietario de Opel. Andrés Velázquez [email protected]