El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) redujo una décima su tasa interanual, hasta el 1,7%. El Índice de Precios de Consumo (IPC) bajó dos décimas su tasa interanual, hasta el 1,6%, según los datos definitivos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En el comportamiento de la tasa interanual del IPC de octubre han influido los precios de las gasolinas, de las prendas de vestir y de la electricidad, que subieron menos que en octubre de 2016, así como el abaratamiento del gas, del transporte aéreo, de los automóviles y de los paquetes turísticos. En términos mensuales (octubre sobre septiembre), el IPC subió un 0,9%, ligeramente por debajo de lo que lo hizo en el mismo mes de 2016, cuando aumentó un 1,1%. ¿La causa? Las subidas experimentadas en los precios del vestido y el calzado, en la electricidad y en algunos alimentos. La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, bajó en octubre tres décimas, hasta el 0,9%, situándose siete décimas por debajo de la tasa general del IPC. En el décimo mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) redujo una décima su tasa interanual, hasta el 1,7%, al tiempo que la variación mensual se situó en el 0,6%. Andrés Velázquez [email protected]